lunes, 12 de abril de 2021

VAN GOGH EN LA CANCIÓN DE DON McLEAN

  Hablemos de la canción más famosa sobre Van Gogh, escrita por Don McLean

Cuando siento necesidad de religión pinto las estrellas

 Van Gogh vive en una canción, en la canción de Don McLean. El cantautor norteamericano, creador de una obra maestra como “American pie”, encapsuló en cuatro minutos de belleza acústica la vida y obra del pintor post-impresionista, de nombre “Vincent”.

Starry, starry night…”, como una dulce nana, así, con la referencia directa a una de las pinturas más famosas de todos los tiempos, La noche estrellada (1889), comenzaba una de las canciones más hermosas que engendraría 1971. Se van a cumplir 50 años de este himno y del enorme álbum que lo cobija, American pie (octubre, 71). 

"En el otoño de 1970 tenía un trabajo cantando en el sistema escolar, tocando mi guitarra en las aulas. Estaba sentado en la veranda una mañana, leyendo una biografía de Van Gogh, y de repente supe que tenía que escribir una canción argumentando que él no estaba loco. Él tenía una enfermedad y también su hermano Theo. (…) Así que me senté con una copia de Starry Night y escribí la letra en una bolsa de papel ".

Este sentido y agridulce homenaje a Vincent Van Gogh (1853-1890), uno de los pintores de la Historia del Arte más conocidos y universales, es un sublime alegato y todo un poema sonoro contra la estigmatización, la incomprensión, la ignorancia y la intolerancia de lo que aún hoy muchos se empeñan en llamar “locura” y no enfermedad, ofreciendo un poco de belleza y de cordura en este mundo de locos.  

El fuerte poso religioso y espiritual de la canción no pasa tampoco desapercibido; más aún tratándose de un católico practicante como McClean, de seguro conocedor de aquellas bellas palabras del pintor sobre la noche y la religión con las que he tenido a bien encabezar el texto.

Cuentan que “Vincent” fue la canción preferida del famoso rapero Tupac, y que, herido de muerte en 1996 debido a un tiroteo, pudo pasar a mejor vida escuchándola a los pies de la cama del hospital en el que agonizaba. No es la única anécdota que demuestra el poder terapéutico y evocador de sus sosegadas notas y de la voz consoladora de Don MacLean. También Roberta Flack facturó “Killing me softly” gracias a la expresión artística en conjunción de estos dos magos, que fundieron arte y música pop en más de una noche estrellada; pero eso es otra historia.   

 

VINCENT


Starry, starry night
paint your palette blue and grey
look out on a summer's day
with eyes that know the darkness in my soul
Shadows on the hills
sketch the trees and the daffodils
catch the breeze and the winter chills
in colors on the snowy linen land
 
Now I understand
what you tried to say to me
and how you suffered for your sanity
and how you tried to set them free
They would not listen, they did not know how
perhaps they'll listen now
 
Starry, starry night
flaming flowers that brightly blaze
swirling clouds in violet haze
reflect in Vincent's eyes of china blue
Colors changing hue
morning fields of amber grain
weathered faces lined in pain
are soothed beneath the artist's loving hand
 
Now I understand
what you tried to say to me
and how you suffered for your sanity
and how you tried to set them free
They would not listen, they did not know how
perhaps they'll listen now
 
For they could not love you
but still your love was true
and when no hope was left in sight
on that starry, starry night
You took your life, as lovers often do
but I could have told you, Vincent
this world was never meant for one
as beautiful as you
 
Starry, starry night
portraits hung in empty halls
frameless heads on nameless walls
with eyes that watch the world and can't forget
like the strangers that you've met
the ragged men in the ragged clothes
the silver thorn, a bloody rose
lie crushed and broken on the virgin snow
 
Now I think I know
what you tried to say to me
and how you suffered for your sanity
and how you tried to set them free
They would not listen, they're not listening still
perhaps they never Will

___________________________________
 
 
VINCENT


Estrellada, noche estrellada
pinta tu paleta azul y gris
escrutando un día de verano
con ojos que conocen la oscuridad que hay en mi alma
 
Sombras en las colinas
esbozo de los árboles y los narcisos
plasmas el helado viento
con los colores del nevado suelo de lino
 
Y ahora puedo entender lo que trataste de decirme
cómo sufriste por tu cordura
cómo trataste de liberarlos
 
No te oyeron, no supieron cómo
Tal vez oigan ahora
 
Estrellada, noche estrellada
llameantes flores que brillan y se iluminan
nubes en espiral con un haz violeta
se reflejan en los claros ojos azulados de Vincent
Colores cambiando de matiz
campos matutinos de grano dorado
rostros ensombrecidos por el sol, arrugados de dolor
son suavizados por la amorosa mano del artista
 
Y ahora puedo entender lo que trataste de decirme
cómo sufriste por tu cordura
cómo trataste de liberarlos
 
No te oyeron, no supieron cómo
tal vez oigan ahora
 
Aunque no podían amarte, tú los amabas sinceramente
Y cuando no quedó esperanza en esa estrellada
noche estrellada
te quitaste la vida, tal como los amantes suelen hacerlo
Pero pude haberte dicho, Vincent, que este mundo
nunca fue hecho para alguien tan hermoso como tú
 
Estrellada, noche estrellada
cuadros colgados en pasillos vacíos
cabezas sin cuerpo en muros sin nombres
con ojos que miran el mundo y no pueden olvidar
 
Como el extraño que has conocido
el harapiento hombre de harapientas ropas
la espina de plata de la sangrienta rosa
yace en la pulcra nieve aplastada y rota
 
Y ahora creo que sé lo que trataste de decirme
cómo sufriste por tu cordura
cómo trataste de liberarlos
 
No te oyeron ni lo hacen ahora
tal vez nunca lo hagan.



© David de Dorian, 2021


Vincent Van Gogh y Don McLean

(Ilustración: Shirtoid)


No hay comentarios:

Publicar un comentario