lunes, 22 de marzo de 2021

10 CANCIONES SOBRE SEXO ORAL

 Hablemos sobre canciones dedicadas a las felaciones, los cunnilingus y los 69´s …

 El sexo siempre ha ocupado una parte importante en la música pop. Ya sea como motivación o inspiración, lo cierto es que el sexo ha estado desde tiempos inmemoriales conectado con la música. Y es que, como diría Darwin, el sexo creó la música. ¿Qué clase de música creó entonces el sexo oral?  

Ofrecemos una placentera selección de 10 canciones dedicadas exclusivamente al arte del sexo oral: felaciones, cunnilingus y sesentaynueves, una decena de geniales mamadas para un orgasmo intenso y duradero. 

No olvides pinchar en los links disponibles para disfrutar de las canciones y consultar información relacionada.    

 

1- Summer of 69 (BRYAN ADAMS)

"Una cosa que la gente nunca entendió es que la canción no es sobre el año 1969". Pues tal vez tuviésemos la mente muy calenturienta, pero lo cierto es que algo nos imaginábamos.  El bueno de Bryan compuso uno de sus mejores canciones pensando en la conocida postura sexual, que ya todo el mundo sabe probó cierto verano. Es curioso, pues según una encuesta de 2009, se trata de la canción del verano preferida en Reino Unido, superando a Mungo Jerry.  Reckless (1984), el álbum que incluye este trallazo ochentero se convirtió en nº1 y el canadiense supo lo que era ser catapultado al estrellato internacional gracias en parte a una canción sobre sexo oral. Doble placer sin duda. No nos extraña que fueran “the best days of my life”.  

                   

2- Reel around the fountain (THE SMITHS)

Esta bellísima canción con la que abre el extraordinario primer álbum de The Smiths (1984) y cuya melodía podría aparentar algo más inocente, habla sin duda, sí, de felaciones. Reel around the fountain (Dando vueltas alrededor de la fuente) es al parecer un término de la jerga gay de principios de los años 80 que se refiere a tener sexo oral entre hombres. Sabedores de la ambigüedad y la osadía lírica con la que Morrissey aborda sus creaciones no nos sorprende tanto. Esta pieza maestra está revestida de una hermosa música y una letra que inspira ternura y melancolía hasta llegar al orgasmo: It's time the tale was told/ of how you took a child/ and you made him old/ Reel around the fountain/ slap me on the patio/ I'll take it now.

 

3- Head (PRINCE)

Si hubo alguna personalidad en el mundo del pop de la que no nos extraña que hablar de sexo oral fuera algo tan natural como respirar ese fue Prince. El genio de Minnesota se expresaba en estos términos: You know you're good, girl/ I think you like to go down/ You wouldn't have stopped but/ I came, on getting down, en un tema cuyo título es un eufemismo de give-head, hacer una felación o cunnilingus. La poca sutileza del músico viene precedida de una portada de lo más antisexy en el álbum del que se extrae esta obscena pieza, cuyo título complementa todo un combo sexual sin omisiones, Dirty Mind (1980). Un ejército de “Ahhh!”, “Oooh yeah”, “Oooh” y repetir la palabra “mamada” más de una veintena de veces debió ayudar al músico, sin duda, a llegar al climax.  

 

4- All my life (FOO FIGHTERS)

El mismo Dave Grohl declaró abiertamente que la canción trataba sobre cunnilingus. No hay más que escuchar la letra del tema, en la que parece que el cantante nos ha salido algo escrupuloso (I love it but I hate the taste) para esclarecer un misterio que daba pistas como esta para los más desorientados:  Over and over down on my knees/ If I get any closer/ and if you open up wide/ and if you let me inside/ On and on I've got nothing to hide. El encendido tema, que se incluye en One by one (2002), cuarto álbum de la banda, se presentaba en concierto con un iluso Grohl diciendo: "Esta canción es un poco sucia. ¡Usa tu imaginación!". Pues eso, que ya es hora de comer: Weight keeping me down.

 

5- Red headed woman (BRUCE SPRINGSTEEN)

Bueno, escucha, chaval, tu vida está desperdiciada hasta que pruebas a una chica pelirroja”. Tal vez la canción más obscena del Jefe, dedicada además a su mujer Patti Scialfa. “Yeah, little tight skirt, strawberry hair/ Tell me what you’ve got, baby, waiting under there” suelta un Boss cachondo como un purasangre, que nos cuenta cómo ha recorrido el mundo de las morenas y las rubias hasta volverse loco por su pelirroja. Springsteen interpretó por primera vez este tema de sabor country sobre cunnilingus en el concierto de la MTV de 1993 y a día de hoy suele hacerlo junto a Scialfa, cómo no, con quien contrajo matrimonio en 1991 y con la que tuvo tres hijos. Yeah, a red-headed woman sure gets a dirty job done.

 

6- Flower (LIZ PHAIR)

Quiero ser tu reina de las mamadas”, así de simple, así de contundente, el sueño de tantos hombres. Phair puso en la palestra todo un desafío al rock más rancio en la década de los 90 gracias a su debut Exile on Guyville (1993), una talentosa respuesta femenina y feminista al Exile on Main street de los Rolling Stones. “Flower” es uno de esos temas en los que reta la idea obsoleta de que las mujeres no están interesadas en el sexo y es la contrapartida del stoniano “Let it loose”. "Estaba muy interesada en el sexo. No era promiscua, pero estaba tan interesada como cualquier chico que conociera.” El curioso tema está fraseado cual rap con una letra de lo más descarnada que no dejará indiferente a nadie: I want to fuck you like a dog/ I'll take you home and make you like it/ everything you ever wanted/ everything you ever thought of/ Is everything I'll do to you/ I'll fuck you till your dick is blue…everytime. ¡Chúpate esa Zahara!

 

7- Canal 69 (LOS RODRIGUEZ)

Uno de los clásicos de siempre de la banda de Andrés Calamaro y Ariel Rot. Divertido, enérgico, contagioso y desenfadado, con un aire a los Rolling más que evidente, Los Rodri procedían a cantarnos picaronamente en este hit desde su primer álbum, el tan disfrutable Buena suerte (1991), sobre el sexo oral y la famosa postura del 69 a la manera más gamberra y fresca: y entonces, mi cielo/ aquel caramelo que tienes/ me lo como yo/ Estoy con la sangre en la arena, y es por ti/ Pero mi nena, estás tan buena/ que no me lo creo ni yo. Sencillo pero pegadizo tema puramente rock´n´roll, facturado a tres bandas por Calamaro, Rot y Julián Infante. El canal 69 se mueve se mueve. Tan natural y ligero que hasta parece inocente.

 

8- Falling in love -It´s hard on the knees- (AEROSMITH)

Suele ser habitual que Steven Tyler escriba letras divertidas sobre temas sexuales donde la mujer es además quien tiene el control. Buenos ejemplos de esto son la famosa “Walk this way” o esta “Falling in love”, que nos cuenta cómo un chaval es constantemente utilizado por las mujeres solo para darles placer oral, aunque él quiera enamorarse. Este tema sobre cunnilingus desde su Nine lives del 97 se convirtió en todo un nº1: You think you're in love/ like it's a real sure thing/ but every time you fall/ you get your ass in a sling/ You used to be strong/ but now it's ooh baby please…Y es que enamorarse es muy duro para las rodillas.   

 

9- Kiss that frog (PETER GABRIEL)

Psicoanálisis de los cuentos de hadas (The Uses of Enchantment: The Meaning and Importance of Fairy Tales), un interesante ensayo del psicólogo infantil Bruno Bettelheim, sobre la influencia en clave sexual de estos cuentos sobre los niños, le sirvió a Gabriel de inspiración para este tema sobre dar y recibir sexo oral. Frases como “Dulce princesa deja que te presente a tu rana, está toda hinchada, solo tú puedes hacer que cante” o “¿Puedes ver el estado en el que estoy? Bésalo mejor, bésalo mejor” podrían ser ambiguas, pero, por si existiera alguna duda, el propio cantante la despeja con los movimientos que realiza al interpretar la canción en directo o en el propio videoclip. ¿No sabes que esta lengua puede matar? Vamos, besa esta rana… Let him sit beside you, eat right off your plate.

 

10- Les succettes (FRANCE GALL y SERGE GAINSBOURG)

Dobles sentidos eróticos para este tema de pop-yeyé francés escrito por Gainsbourg para una adolescente France Gall en 1966. La cantante cuenta cómo, al enterarse mucho después de lo que trataba la canción, se encerró en su habitación durante días por la vergüenza y estuvo meses sin dirigirle la palabra al pícaro compositor. Todo quedó perdonado porque fue uno de sus mayores éxitos y uno de los clásicos del pop galo sesentero. La canción habla sobre una chica a la que le encanta chupar piruletas y sentir cómo ese agradable sabor a anís le baja por su garganta. Toda una metáfora -ya muy asentada- de la felación, que traspasa idiomas y fronteras salpicando la imaginería popular. ¿Quién mejor que un francés para hablar del francés? ¿Y quién mejor que Serge? 

© David de Dorian, 2021


Canciones sobre sexo oral

(Ilustración: Maloka Favre)


No hay comentarios:

Publicar un comentario