Hablemos de Jim Morrison en el 50 aniversario de su muerte

 "Tan solo estaba explorando los límites de la realidad. Tenía curiosidad por ver qué pasaría. Eso era todo: simple curiosidad"

 Con motivo del 50 aniversario de la muerte de Jim Morrison reproducimos Oda a Los Ángeles, su obra en verso más profética. El poema, que el cantante de los míticos The Doors escribió con motivo del fallecimiento de Brian Jones el 3 de julio de 1969, luce  hoy como un texto doblemente desgarrador cuanto su lectura puede ser interpretada como reflejo de la propia muerte del autor, acaecida, curiosamente, el mismo día dos años después,  también sumergido en agua y misterio.    

Fue distribuido en cuidadísimo formato libelo color verde pálido (tan solo unas 500 copias) entre los amigos del cantante y entre el público asistente a los conciertos de los Doors poco después de la muerte del músico más experimental y controvertido de los Rolling Stones, encontrado muerto, igualmente, en extrañas circunstancias, flotando en la piscina de su mansión de Sussex. Morrison sería encontrado sin vida en una bañera, en el 17 de la Rue Beautreillis del barrio de Le Marais en París. Sus restos reposan perturbables en el cementerio de Père Lachaise.  

 

 

ODA A LOS ÁNGELES

Mientras pienso en Brian Jones, difunto

 

Soy habitante de una ciudad

Me han elegido para representar

al Príncipe de Dinamarca

 

Pobre Ofelia

 

Todos esos fantasmas que nunca vio

Flotando hacia la fatalidad

Sobre un candelabro

 

Regresa, bravo guerrero

Haz la zambullida

En otro canal

 

Piscina de mantequilla caliente

Dónde está Marrakech

Bajo las cascadas

la tormenta salvaje

donde los salvajes cayeron

al anochecer

monstruos del ritmo

 

Has abandonado tu

Nada

para competir con el 

Silencio

 

Espero que te hayas ido sonriendo

Como un niño

En los serenos vestigios

de un sueño

 

El hombre ángel

Compitiendo con serpientes

por sus palmas

y dedos

Finalmente reclamó

Esta benévola

Alma

 

Ofelia

 

Se va, empapado

en seda

 

Sueño

de cloro

loco ahogado

Testigo

 

El trampolín, la zambullida

El fondo

 

Eras un luchador

una musa de almizcle adamascada

 

Eras el desteñido

Sol

durante una tarde de TV

 

sapos cornudos

disidente de un lunar amarillo

 

Mira ahora dónde te ha llevado

Esto

 

al paraíso de la carne

con los caníbales

y los judíos

 

El jardinero

Encontró

El cuerpo, endémico, Flotando

 

Afortunado cadáver

Qué es esta sustancia verde pálida

De la que estás hecho

 

Haz agujeros en la diosa,

en su piel.

 

¿Apestará

Llevado al cielo

A través de las salas

de música?

 

De ninguna manera  

 

Réquiem por un intenso

 

Esa sonrisa

Esa mirada maliciosa

de gordo sátiro

ha brincado a lo alto

a tierra fértil  

 

 

 

ODE TO L.A. (original)

While thinking of Brian Jones, deceased

 

I’m a resident of a city

They’ve just picked me to play

The Prince of Denmark

 

Poor Ophelia

 

All those ghosts he never saw

Floating to doom

On an iron candle

 

Come back, brave warrior

Do the dive

On another channel

 

Hot buttered pool

Where’s Marrakesh

Under the falls

the wild storm

where savages fell out

in late afternoon

monsters of rhythm

 

You’ve left your

Nothing

to complete w/

Silence

 

I hope you went out Smiling

Like a child

Into the cool remnant

of a dream

 

The angel man

w/ Serpents competing

for his palms

& fingers

Finally claimed

This benevolent

Soul

 

Ophelia

 

Leaves, sodden

in silk

 

Chlorine

dream

mad stifled

Witness

 

The diving board, the plunge

The pool

 

You were a fighter

a damask musky muse

 

You were the bleached

Sun

for TV afternoon

 

horned-toads

maverick of a yellow spot

 

Look now to where it’s got

You

 

in meat heaven

w/ the cannibals

& Jews

 

The gardener

Found

The body, rampant, Floating

 

Lucky Stiff

What is this green pale stuff

You’re made of

Poke holes in the goddess

Skin

 

Will he Stink

Carried heavenward

Thru the halls of music

 

No chance

 

Requiem for a heavy

 

That smile

That porky satyr’s

leer

has leaped upward

into the loam

 

 © David de Dorian, 2021

 

(Ilustración: Vatsala Dhyani)


 

 

 

 


Post a Comment

Entradas Antiguas