viernes, 5 de marzo de 2021

MORRISON HOTEL - THE DOORS EN NOVELA GRÁFICA

  Hablemos del Morrison Hotel de los Doors y su nueva novela gráfica...

Estaba probando los límites de la realidad, sentía curiosidad por ver qué pasaría, eso fue todo

Con motivo de los 50 años ya cumplidos desde la publicación de Morrison Hotel en 1970, Z2 Comics lleva a los Doors al terreno del 9º arte en una estupenda novela gráfica que, entre otras buenas cosas, narra los momentos previos a uno de los hitos más sonados de su legendaria carrera: el concierto en el Dinner Key Auditorium de Miami en 1969.

De la mano de la escritora Leah Moore y los miembros supervivientes de la banda californiana, Robby Krieger y John Densmore (guitarra y batería), Morrison hotel. Graphic novel, nos transporta al convulso año 1969 desde la mirada de una banda inmersa en el caos de su carismático líder, Jim Morrison.  

The Doors novela gráfica

(Ilustración: Poster Gully)

En la novela han colaborado distintos dibujantes e ilustradores, trazando un relato sumergido en la Contracultura y la tremenda influencia que los Doors irradiaron. Una época, la del fin del espíritu libre de la década de los 60 y la entrada a los 70, que acabaría con el movimiento hippy una noche de verano californiano en la que los acólitos de Charles Manson asesinaron a la actriz Sharon Tate en su casa de Los Ángeles, mientras la Guerra de Vietnam no dejaba de provocar sangrías y horror y colectivos sociales se echaban a la calle entre disturbio y disturbio para exigir derechos civiles, justicia e igualdad.

Una época, en definitiva, fascinante, en la que el flamante quinto álbum de los Doors vio la luz, precedido de los escándalos y los problemas legales de Morrison, que iniciaba un declive personal considerable y un auge creativo exuberante que llevaría a la banda a dar dos joyas imprescindibles de la historia del rock: Morrison Hotel (1970) y L.A. Woman (1971).

Morrison Hotel fue publicado en febrero de 1970, constituyendo un volantazo acertado y potente hacia el blues y el rock duro tras lo que significó el disco con menos momentos sublimes de su carrera, The soft parade (1969). Las letras de Jim ahondaron de manera más intensa y gráfica en sus obsesiones e inquietudes, alcanzando unas cotas poéticas renovadas que lo acercaban cada vez más al movimiento Beat y a los poetas simbolistas franceses del XIX.

En sus dos partes: Hard Rock Café y Morrison Hotel, encontramos algunos de los temas más enérgicos y disfrutables de su trayectoria como “Roadhouse blues”, “Peace frog” o “Land Ho”, entre cortes de un romanticismo oscuro y evocador con “Waiting for the sun” o la placentera “Blue Sunday” y joyas imperecederas de la talla de “The Spy” o la enorme “Queen of the highway”. Un disco redondo, altamente sugestivo y en ocasiones juguetón, que demostraba la buena forma creativa de una banda que destilaba toda su existencia en cada canción.

El concierto del 1 de marzo de 1969 en el Dinner Auditorium de Miami es una de las piedras angulares de una novela gráfica que vuelve a demostrar la buena sintonía entre el 9º Arte y el rock. Lo que fue una típica performance dentro de los parámetros de un grupo de rock existencial pero hedonista como este, se convirtió, gracias a las autoridades y a los jueces de la moral -que ya le pisaban los talones- en un escándalo de proporciones hollywoodienses que acarreó a Morrison un fuerte desgaste personal y económico debido al proceso judicial al que fue sometido.

Aunque el 69 comenzó con el éxito de “Touch me” como single, este sería sin duda el periodo más difícil para la banda. Un alcoholismo galopante, una nueva afición por la cocaína y por la periodista Patricia Kennealy, así como varios altercados junto a su compañero de farra el actor Tom Baker, presagiaban lo que aún estaba por llegar.

A la mañana siguiente de un concierto que se convirtió en leyenda no solo gracias a las peroratas de Morrison hacia una concurrencia que ocupaba el doble de localidades de las permitidas,  

 - “No estoy hablando de no revolución, no estoy hablando de no manifestarse. Estoy hablando de pasarlo de puta madre este verano. ¿Estáis listos, estáis listos, estáis listos?  ¡Sois un puñado de jodidos esclavos!”-,

Morrison era detenido por la policía de Miami, acusado de escándalo público, por haber mostrado el pene y hasta haberse masturbado…o simularlo.

Leyenda viva gracias a una antología gráfica que no solo recuerda la publicación de un álbum extraordinario, sino la tan disfrutable relación entre disciplinas, de la que su narradora, Leah Moore, apunta: “Los Doors son tan teatrales, con tanto desparpajo y tanta capacidad de contar historias, que encajan de forma natural en un cómic. Por las letras que escribieron y la energía con la que tocaron, creo que las canciones no solo se prestan al medio, sino que piden a gritos ser cómic

© David de Dorian, 2021 







No hay comentarios:

Publicar un comentario