miércoles, 24 de febrero de 2021

TOM WAITS EN EL CINE - UNA APROXIMACIÓN EN 10 PELÍCULAS

 Hablemos de Tom Waits en el cine aproximándonos a sus personajes a través de 10 películas  

There's a world going on underground

 El Rey del tono áspero. Músico, compositor, cantante, actor, borracho y corazón del sábado noche. Deudor de Bukowski y Kerouac, el hombre que nació de una botella de bourbon, Mr. Tom Waits, tiene en su haber no solo un gran puñado de extraordinarios discos, sino un buen número de apariciones en el cine.

Desde que debutase en 1978 en la gran pantalla -ya con media docena de álbumes a su espalda- de la mano de Sylvester Stallone con Paradise Alley, no ha parado de alternar su trabajo musical con el de actor, habiendo formado parte -o no- en los créditos de una treintena de películas hasta llegar a títulos recientes como The old man & the gun o Los muertos no mueren.

Sus sórdidas pero encantadoras interpretaciones, su histrionismo musical, su figura inquietante y, sobre todo, esa extraña cualidad que tiene su voz y la manera de interpretar su propia música trasladada a la escena, hacen de Tom Waits una presencia magnética e imborrable para el espectador.

Seleccionamos aquí algunos de los títulos y los papeles que lo han llevado a ser uno de los músicos con más tirón y presencia en la pantalla, con el fin de hacer una aproximación a su buen hacer en el 7º arte. “You see, I don´t really think of myself as an actor. I do some acting

No olvides pinchar en los links disponibles para disfrutar de las escenas elegidas.

 

1-Paradise Alley (1978) por Sylvester Stallone

In the evening he stumbles home with his tie undone, as the moon sweeps 7th avenue, as usual

La taberna del infierno también fue el debut como director de Sylvester Stallone, que le propuso al músico hacer un cameo en su película: “Se trata de hacer de pianista borracho en un club irlandés…no te costará”.

Ambientada en los años 40, este infortunado film sobre tres hermanos italoamericanos con pretensiones del barrio de Hell´s Kitchen en Nueva York, supuso el primer cameo de Tom en el mundo del cine. Además, contribuyó con un par de temas para la banda sonora entregando “Annie's back in town” y “(Meet me in) Paradise Alley”: And will you meet me in Paradise Alley tonight/ We'll leave town in a bottle of whiskey.

"Llegué y me senté frente a un piano durante tres semanas y luego me fui a casa. No fui a verla después”. Un papel, el de pianista ebrio, que volvería a representar poco después en la película Wolfen de Michael Wadleigh.

 

2- Tom Waits for no one (1979) por John Lamb

Well this gigolo's jumping salty, ain't no trade out on the streets

Tom no espera a nadie es una original e innovadora película de animación inspirada en una actuación del músico en 1977. El trabajo se filmó en vivo en 1978, en un set de Hollywood, y fue completado en 1979. Macerada en la oscuridad de los tiempos durante tres décadas, la cinta, que no tuvo lanzamiento comercial, salió a la luz gracias a Youtube y se convirtió rápidamente en un fenómeno viral. 

En apenas seis minutos, la película muestra a un Tom Waits fumando deambulante por las nocturnas calles de Los Angeles mientras canta “The one that got away”, y de cuya bocanada de humo se manifiesta una stripper bajo la cenicienta luz de las farolas. John Lamb recibió el Premio de la Academia por Logros Científicos y Técnicos, gracias a su novedoso trabajo con la técnica del rotoscopio para animación por él desarrollada en este vídeo, al que también se le otorgó el premio en el primer Festival de Vídeo y Cine Erótico de Hollywood. Todo un homenaje a los primeros años del músico.

 

3- La ley de la calle (1983) por Francis Ford Coppola

"When you are young you got nothing but time

Rumble fish, protagonizada por Matt Dillon en la piel de Rusty James, es una de esas películas ochenteras sobre pandillas callejeras y antihéroes rebeldes tan de la época. 

Se trata de la tercera película -y no la última- en la que el músico participa a las órdenes del director de Apocalypse Now. Tras incluir sus temas en la banda sonora de Corazonada (One from the heart,1982) y hacer un cameo en Rebeldes (“¿Qué quieren ustedes, chicos?”), Waits ganó tiempo ante la cámara interpretando al camarero Benny: “Tuve la oportunidad de elegir mi propio disfraz y escribir mi propio diálogo. Tengo una bonita escena con un reloj”, lanzando un monólogo inolvidable sobre el tiempo en un estupendo y opresivo plano picado.

Además, durante aquel 1983, el músico publicaba lo que se convertiría en uno de los discos más exitosos de toda su carrera, Swordfishtrombones.

 

4- Bajo el peso de la ley (1986) por Jim Jarmusch

Soy un lameculos de mierda, tú lo sabes 

Su primer papel principal vino de la mano del cine independiente, por el director y también músico estadounidense Jim Jarmnusch (Mystery Train, Dead man, Only lovers left alive), en una película que inauguraría una fructífera relación entre ambos e introdujo al actor italiano Roberto Benigni al público americano. Waits como el DJ Zach, encarcelado con otros dos individuos marginales en Nueva Orleans, emprende junto a estos una huida a ritmo de soul y rock experimental. 

Tom Waits declararía que “La clave para Jim es que se quedó canoso a los 15…Como resultado, siempre se sintió como un inmigrante en el mundo adolescente. Ha sido un inmigrante -un benévolo y fascinado extranjero- desde entonces. Y todas sus películas tratan sobre eso”.

 

5- El rey pescador (1991) por Terry Gilliam

Soy como un semáforo moral

Después de una década de los 80 en la que la faceta actoral del músico culminó con otros cameos y otros pequeños papeles en títulos como Tallo de hierro (1987) o la mítica Mystery Train (1989), Waits entraría en los 90 interpretando a un veterano discapacitado en silla de ruedas en la exitosa y premiada cinta del ex-Monty Python, protagonizada por Robin Williams y su amigo Jeff Bridges, quien convenció a Gilliam para meterlo en el rodaje.    

Mientras pide dinero en el hall de Grand Central Station meneando una taza donde pone “I love NY”, Waits y Jack Lucas, interpretado por Bridges, emprenden una reveladora conversación que es para muchos la mejor escena de la película: “si la gente mea en las librerías terminaremos en la anarquía social”.

 

6- Drácula, de Bram Stoker (1992) por Francis Ford Coppola

I shall have to invent a new classification of lunatic for you

De nuevo bajo dirección de Coppola, el cantante interpreta magistralmente a Renfield en esta nueva adaptación de la novela gótica. Internado en el manicomio de Bedland, Waits, comedor de insectos, nos ofrece una de las mejores escenas de su carrera: "Tenía que tener una escena significativa con Winona Ryder. Sin embargo, no fue como imaginé que sería. Jugo de insecto goteando de las comisuras de mi boca. Sin afeitar. Totalmente gris. Gritando tras las rejas. Pero traté de superarlo".

Una de las curiosidades de la película es que la voz de Waits fue utilizada sobre los gestos vocales de Gary Oldman cuando este no pudo conseguir los gritos y gruñidos lujuriosos y primitivos que proferiría el Conde durante alguna de las escenas.

Keanu Reeves declaró en 2005 estar encantado con el recuerdo de aquella filmación: “Fue genial estar en ese ambiente. Ya sabes ver a Tom Waits cantar `Waltzing Matilda´ a Winona al piano, Winona llorando. Fue una vida hermosa

 

7- Coffee & Cigarettes (2004) por Jim Jarmusch

¿La batería de mi música es mala? ¿Qué estás diciendo?”

Fumar y tomar café entorno a una mesa ajedrezada, como hilo conductor de una película que se conformó por tres cortometrajes realizados entre 1986 y 1993. Es en esta tercera parte en la que Waits protagoniza "Somewhere in California" junto a Iggy Pop -interpretándose a sí mismos- una de las extrañas conversaciones por las que también pasarían Steve Buscemi, Roberto Benigni, Cate Blanchet, Bill Murray o músicos como Jack y Meg White de los White Stripes.   

El director, que obligó a ambos músicos a fumar después de haberlo dejado, recuerda el día de rodaje: “Sabía que era muy temprano por la mañana y que Tom estaba de mal humor. Su actitud cambió por completo, pero quería que mantuviera algo de esa hosquedad paranoica en el guion. Trabajamos con eso y lo mantuvo en su personaje. Si hubiera estado de buen humor no creo que la película hubiera sido tan divertida

 

8-El imaginario del Dr. Parnassus (2009) por Terry Gilliam

No se lo digas a mi madre, ella se crió en la Iglesia

De nuevo con Terry Gilliam, esta vez en un papel más significativo y hecho a su medida, interpretando al mismísimo Diablo. Waits fue uno de los protagonistas absolutos de una cinta por la que pasan actores de la talla de Heath Ledger, Christopher Plummer, Johnny Deep, Jude Law o Colin Farrell.

El guion de Gilliam exigía un Satán de vodevil, luciendo un fino bigote, un personaje al estilo de Voland (El maestro y Margarita), por lo que recurrió al cantante, que sin pensárselo dos veces aceptó: "Si vas a tener un diablo en tu vida, Tom es el hombre".

Su elegante y genial interpretación de Mr. Nick le valió, además de un merecido reconocimiento, una nueva legión de fans de su música, que ya contaba con la friolera de una veintena de álbumes de calidad pasmosa.

 

9- Siete psicópatas (2012) por Martin McDonagh

¿Crees que no hablo en serio porque llevo un conejo?”

En 2012, alejado ya de la industria musical, encabezó junto a un reparto de actores de primera, entre los que se encontraban Christopher Walken, Sam Rockwell, Olga Kurylenko, Woody Harrelson o Colin Farrell, la cinta de humor negro Seven Psychopaths. 

Aunque su papel como el loco Zachariah Rigby, pisópata nº6, es algo más discreto en esta ocasión, su presencia escénica y el halo de sordidez que sin excepción rodea al músico, hacen de este no solo otra agradecida e inolvidable aparición, sino otro signo del estatus y el rol que el propio Waits se ha ido forjando, encajando a la perfección en la piel de los personajes extravagantes a los que interpreta y a los que nos tiene acostumbrados. Otra maravilla de película y de actuación.    

 

10- La balada de Buster Scruggs (2018) por los hermanos Coen

There's a spot in my heart which no colleen may own

Es en esta cinta de western y humor negro, dividida en seis historias independientes, en la que Tom Waits se apodera de un papel para lucirse fuera de los estereotipos interpretativos que lo habían acompañado durante toda su carrera como actor. Es la primera vez que todo el peso de la película recae sobre su figura y, por si alguien aún lo dudaba, da la talla con holgura.

En “All Gold Canyon” el músico despliega sus nada menos que cuatro décadas de experiencia como actor para deleitarnos con una de las historias más tremendas del film. Sus dotes interpretativas quedan sobradamente demostradas en este cortometraje que se basta casi exclusivamente de su presencia y su voz. Atentos a ese monólogo con “Mr Pocket”.

Y es la figura de Waits la que se aleja cantando “Mother Machree” por las colinas de Colorado, buscando nuevas pieles en las que meterse.


© David de Dorian, 2021 


Tom Waits en el cine

(Ilustración: Stanley Chow)


No hay comentarios:

Publicar un comentario