lunes, 25 de enero de 2021

EDGAR ALLAN POE LEÍDO POR IGGY POP, CHRISTOPHER WALKEN, JEFF BUCKLEY O MARIANNE FAITHFULL

Hablemos de Edgar Allan Poe leído por músicos y actores como Iggy Pop o Christopher Walken...

CLOSED ON ACCOUNT OF RABIES es una de las rarezas literario-musicales más deliciosas y sugestivas que nunca se hayan grabado y publicado en el hoy tan denostado formato “Compact Disc”. Doble disco aparecido en diciembre de 1997, este selecto proyecto aúna algunas de las voces más atractivas del mundo del rock y del cine, para abordar las historias y poemas más escalofriantes de Edgar Allan Poe. Todo un tributo al maestro del Romanticismo estadounidense que suma con audacia literatura, rock y cine. Ideal para disfrutar en la oscuridad de la noche.                                                 

Las voces: música pop y cine para un genio de la literatura

 Lo sobrenatural y el terror siempre han sido una inagotable fuente de inspiración y de creación de la que se han nutrido innumerables artistas, cineastas y músicos, interesados en el misterio y la oscuridad inherentes al ser humano. Tras una etapa de menosprecio por su obra después de su muerte (1849) en extrañas circunstancias, el escritor de Baltimore halló una contracorriente posterior donde encajó a la perfección con el espíritu de una subcultura latente durante todo el siglo XX y que aún hoy, en menor medida, perdura. 


Closed on account of rabies está producido por el gran creador de álbumes tributo Hal Willner y lo presenta visualmente una maravilla de portada a cargo del ilustrador Ralph Steadman —colaborador estrella del escritor Hunter S. Thompson (Miedo y asco en las Vegas)—El álbum está dedicado a la memoria de Jeff Buckley y Allen Ginsberg, fallecidos poco antes de su publicación.

En sus dos discos, titulados "Burglars singing in the cellar" y "The devil's brew", nos encontramos con una selección de distinguidas voces provenientes del cine y de la música pop, recitando las aterradoras historias de misterio de Poe sobre un tapiz sonoro minimalista y evocador.

Eminentes figuras del mundo del cine como los conocidos actores Christopher Walken (The deer hunter, A view to a kill, Pulp Fiction), Gabriel Byrne (El hombre de la máscara de hierro, Sospechosos habituales) o el director Abel Ferrara (Teniente corrupto) y músicos de la talla de Iggy Pop, el malogrado Jeff Buckley, la siempre inspiradora Marianne Faithfull, Debbie Harry desde Blondie, Gavin Friday —líder de la anda post-punk The Virgin Prunes—,el cantante de blues Dr. John o la vanguardista cantante-compositora Diamanda Galás. Todo un carrusel de voces y personalidades para homenajear al escritor.  


La música
 
 La música, o pieza sonora, funciona de manera irregular en cada grabación. Se trata, en su gran mayoría, de minimalistas paisajes sonoros que, en el mejor de los casos, crean una atmósfera propicia que ayuda al oyente a canalizar las palabras y a introducirse de lleno en la historia, enriqueciendo el texto y dotándolo de intensidad extra; y en el peor, son solo un adorno carente de la simbiosis necesaria, salvado únicamente por la voz al cargo. En ocasiones, el añadido pudiera dar la sensación de “poco trabajado” o de adición insulsa, y en realidad es así en algunos cortes. Sin embargo, no hay que olvidar que las verdaderas protagonistas de este singular audio-libro son las personalísimas voces con las que cuenta el tributo, cada una con sus cualidades, y que, gustos aparte, desarrollan el cometido de manera espectacular y altamente disfrutable para el oyente.       
 

 
Las lecturas destacadas
 
Christopher Walken y The raven (El cuervo)
No son fáciles de olvidar las lecturas, ya clásicas, que otros actores como el maestro del terror Vincent Price –muy familiarizado con la obra de Poe- o el perfecto villano Christopher Lee han realizado del poema insignia del goticismo estadounidense. Después de Lee, el oscarizado Christopher Walken es el segundo villano de la saga James Bond que recita El cuervo (1845), cuya lectura se ha convertido en una especie de iniciación al lado oscuro de la literatura y el arte.  

La nada convencional dicción del actor neoyorquino —y ex-domador de leones— es de sobra conocida, y su ritmo errático o sus sorprendentes cambios de entonación con pausas inesperadas se disfrutan (y mucho) con esta lectura, la cual cuenta con un fondo sonoro de viento, truenos, abstractas pinceladas de guitarra eléctrica y graznidos, conformando un manto atmosférico muy acertado. Además, las originales cualidades expresivas del actor y un fuerte acento adquirido del crisol cultural habido en el barrio de Queens en el que creció, le otorgan a Walken una extraña capacidad para potenciar lo que el escritor llamaba “unidad de efecto”, con sus hipnóticas repeticiones.
 
Iggy Pop y The tell-tale heart (El corazón delator)
El lado oscuro del señor Pop ha sido siempre una marca de la casa. Dotado de una voz tan poderosa, cruda y profunda como raramente seductora, el cantante, en ocasiones actor, y siempre perfecto maestro de sombrías ceremonias, aborda el famoso relato publicado en 1843 con el tono más punk con el que nunca se ha leído a este renovador de la narrativa gótica. A golpe de oníricas e hipnóticas notas, como si de una tétrica caja de música se tratara, el cuento desemboca en un alarde de plasticidad vocal del ex-Stooges, inflamando una de las historias más inspiradoras del escritor, y que ha sido también llevada con éxito al terreno de la música pop a cargo de la fabulosa banda argentina Soda Stereo, con un tema de esos que, además de marcar una diferencia, se congratulan en la sanamente infecciosa relación del rock con la literatura.    
 
Marianne Faithfull y Annabel Lee
La estrecha relación que la baronesa ha tenido siempre con la literatura ha permitido incluso abonar jardines ajenos. Gracias al regalo que le hizo a su por entonces pareja, Mick Jagger, hoy podemos disfrutar de ese maravilloso himno llamado “Sympathy for the devil”. Y es que el ejemplar de El maestro y Margarita que la cantante y actriz legó al líder de los Stones germinó en una de las gemas del rock mejor conectadas con su inspiración literaria. Fuera la soberbia novela de Bulgákov o, según declaraciones del músico, la figura de Baudelaire —a su vez seguidor y divulgador de la obra de Poe— la fuente para la canción, lo cierto es que Faithfull lleva la literatura hasta la consanguineidad, al ser descendiente del escritor austriaco Leopold von Sacher-Masoch, autor de una obra capital para la historia del rock como es La Venus de las pieles (Venus in furs)
 
Con voz penumbrosa pero suave y en apenas dos minutos y medio, la cantante maneja el último de los poemas compuestos por Poe guiada por una brisa de sintetizadores que aporta más bien poco a la pieza. Publicado póstumamente, Annabel Lee es otra de las conocidas creaciones del escritor que han sido revisadas acertadamente por la música pop, con la canción homónima que Radio Futura firmó allá por 1987 para su exitoso álbum La canción de Juan Perro.

 
Jeff Buckley y Ulalume
Ulalume es, como Annabel Lee, otro genial poema sobre la muerte de una mujer; esta vez la de Virginia Clemm, esposa —y prima— del autor, fallecida prematuramente por tuberculosis en 1847. La pieza adquirió una conexión siniestra cuando, poco después de esta grabación, Buckley fue hallado muerto ahogado, cinco días después de desaparecer en misteriosas circunstancias a orillas del río Wolf a su paso por Memphis mientras cantaba “Whole lotta love” de Led Zeppelin.  
    
La igualmente prematura desaparición de una de las promesas más solidas del rock de los 90 y de las mejores voces de la música anglosajona de todos los tiempos (inolvidable su versión del “Hallelujah” de Leonard Cohen en su imprescindible Grace), hace que escuchar este corte sobrecoja al oyente. Con su característica voz, tibia, melancólica pero confortable, y esa manera de recitar rítmica y precisa, el corte encaja, esta vez sí, a la perfección, con la ambientación sonora propuesta: imaginamos “la brumosa región de Weir”, sus bosques embrujados y el lúgubre sentimiento del poeta a través de cierto tono crepuscular, creando la acertada e intensa simbiosis que el mismo título, proveniente tal vez del latín ululare(gemir), sugiere.      
 
Debbie Harry con The Jazz Passengers y The city and the sea
La aportación de Deborah Harry acompañada de los Jazz messengers de Art Blakey rompe con el formato recitado hasta ahora presentado. The city in the sea, poema inmerso en la ciencia ficción, es interpretado como un decadente himno jazzístico cantado, con algún breve pasaje que se recita en sus ocho minutos de duración intercalados por unos providenciales cambios de ritmo que dinamizan la lectura y por lo tanto la escucha. La pieza constituye un buen balón de oxígeno del recitado común en el contexto integral del álbum, enriqueciendo el aspecto musical y llegando este a su mejor momento. 

El poema es, asimismo, con The city under the sea (La ciudad sumergida) otra de las adaptaciones cinematográficas de Poe que Vincent Price llevó al séptimo arte, tras La caída de la casa Usher (1960), El cuervo (1963) y La máscara de la muerte roja (1964).
 
 
 Sin duda, Closed on account of rabies pertenece a ese espectro de maravillosos trabajos enmarcados en lo atípico y lo curioso. Un fantástico ejemplo de la harmonía existente entre la literatura y el cine, entre la poesía y la música pop, felizmente entrelazados en esta audio-antología que hará las delicias del oyente. Recetado para amantes de la literatura, el rock, el terror, el misterio, la noche y la oscuridad: Poe de fin de siglo XX.  
Solo déjate llevar por las voces. 


 CD 1 Burglars singing in the cellar

" Alone " leído por Marianne Faithfull - 1:30

" The Raven " leído por Christopher Walken - 8:30

" The tale-tell heart” leído por Iggy Pop - 14:26

" The conqueror worm" leído por Ken Nordine - 3:00

" The black cat " leído por Diamanda Galás - 36:58

" For Annie " Leído por Gavin Viernes - 5:21

" To Helen ", cantada por Ed Sanders - 2:29

 

CD 2 The Devil's Brew

" The haunted palace ", cantado por Ed Sanders - 5:42

" Ulalume " leído por Jeff Buckley - 6:13

" Berenice " Leído por el Dr. John - 27:42

" The city in the sea " interpretada por Deborah Harry y The Jazz Passengers - 8:04

" Annabel Lee " Leída por Marianne Faithfull - 2:24

" The masque of the red death " Leída por Gabriel Byrne - 18:13

" The Raven " leído por Abel Ferrara - 1:57


© David de Dorian, 2021


Edgar Allan Poe leído por Iggy Pop

                   (Ilustración: Autor desconocido)

No hay comentarios:

Publicar un comentario