domingo, 10 de enero de 2021

FIVE YEARS - 10 CANCIONES POP INSPIRADAS POR DAVID BOWIE (PARTE1)

Hablemos de 10 canciones pop inspiradas directamente por el Duque Blanco...

Como tarareando una de sus más entrañables canciones, hace ya cinco años que el creador de himnos extraterrestres y personajes tan paradigmáticos como Major Tom pasó a perderse entre polvo de estrellas en la lejanía de alguna extraña y fascinante galaxia. Hoy se siente más cerca que nunca su brillante y nutrido legado. Recopilamos con mimo y también agradecimiento diez excelentes canciones —algunos recientes homenajes— directamente inspirados por la figura irrepetible del gran DAVID BOWIE                                   

1- MAJOR TOM -COMING HOME- (PETER SCHELLING)

Publicado en 1982 para su primer álbum (Fehler in system), el alemán retoma el personaje más famoso del universo Bowie tras “Space oddity” (1969) y “Ashes to ashes” (1980), creando una de las más maravillosas canciones secuela jamás escrita. Con un ritmo contagiosamente tecno, Schelling sitúa al astronauta simulando su propia muerte para poder regresar a lo que considera su verdadero hogar: lo más profundo del espacio. Tristemente conocido por algunos por ser el tema que una de las niñas de Alcàsser dedicó en la radio a sus amigas un día antes de la fatídica desaparición, Major Tom (Coming home) es ante todo un brillante y mayúsculo homenaje al siempre espacial (y especial) Bowie.

 

2- HOW FAR? (ECHO & THE BUNNYMEN)

Ian McCulloch, cantante de los Echo, declaró al respecto haber tenido un "momentazo" Bowie y haberse sentido como si compusiera la archiconocida “Starman”: “No solo por lo astral, sino porque sencillamente tenía algo de Bowie”. Tema de nuevo cuño para la re-lectura de sus clásicos en The stars, the oceans & the moon (2018), la portada de este álbum post-Bowie constituye ya un tributo en toda regla a nuestro héroe, con ese casco de astronauta abandonado a su suerte en algún planeta sórdido y lejano, en lo que el de Liverpool calificó de monumento al “astronauta desconocido”. How far/ Look how far we've come/ from dark skies/ that lit into the sun…    

 

3- DAKOTA (STEREOPHONICS)

Según una colorida anécdota surgida durante los ensayos para telonear al artista en su gira de 2003, Kelly Jones, todopoderosa voz de la banda galesa, afirmó que el mismo Bowie participó de manera directa en la concepción original de Dakota al proponerle “alargar” la duración de sus canciones: “Bowie miraba desde el escenario, así que como no queríamos hacerle perder el tiempo tocábamos un minuto de esta canción, treinta segundos de otra… De camino al camerino Bowie ponía su mano sobre mi hombro y me decía `sabes, si extendieses alguna se esas canciones estarías ante algo jodido´. Y así escribió ese espectacular nº1.     

 

4- DANDY (IAN HUNTER)

Para que una de sus bandas favoritas del momento, Mott the hoople, no se disolviese, el mesiánico Ziggy ofreció su estimable ayuda en forma de himno. Rechazada “Suffragette city”, Hunter recuerda a Bowie sentado en el suelo interpretando el que sería el mayor éxito de los Hoople, “All the young dudes”. Tras producir el célebre álbum (1972) y arrepentirse del préstamo, el autor regrabaría su malentendida creación, dejando a Hunter una extensa carrera como solista. “Cuando murió estaba escribiendo una canción llamada Lady”, que rebautizó como “Dandy”, un marcado tributo a aquella dorada era glam: My brother says you're better than the Beatles or the Stones/ (…) you turned us into héroes/Dandy/you are the prettiest star/ there ain't no life on Mars but we always thought there might be

 

5- BLACK SCREEN (LCD SOUNDSYSTEM)

“No se puede robar a un ladrón”. Así contestó Bowie cuando James Murphy —que por su “falta de habilidades” declinó producir Blackstar admitió haberle plagiado para alguno de sus experimentos con LCD Soundsystem. Sobre referencias evidentes, tanto líricas (Been watching images/ from the station/ Earth one from satellites/all streaming/ (…) You could be anywhere/on the black screen) como musicales, el tema se construye como una extensa pieza épica perfecta para cerrar American dream (2017), y que a punto estuvo de contar con un fragmento recitado, del que se hubiera hecho cargo el mismísimo Leonard Cohen si no hubiera fallecido igualmente aquel 2016. Un bonito sueño estelar totalmente frustrado que solo podemos imaginar.(2ªPARTE PINCHANDO AQUÍ)       

© David de Dorian, 2021


 
(Ilustración: Rest in space by Erin E. Sullivan)

No hay comentarios:

Publicar un comentario