lunes, 15 de febrero de 2021

"VOY A DORMIR": POETAS SUICIDAS EN 10 CANCIONES POP

Hablemos de 10 canciones sobre poetas suicidas

 

Haz un inventario, examina, compara.
Entonces muere, si es que a morir te atreves"
Samuel Taylor Coleridge

 La relación que la poesía ha tenido con el suicidio siempre ha sido un tema espinoso que desenredar en el ámbito de la cultura popular. Desde la antigüedad, el acto de quitarse la vida ha ido mutando su consideración y su significado hasta establecer el ideal romántico del que aún hoy se hace gala en el mundo artístico.

La música pop ha sido, por supuesto, totalmente permeable a un tema que le toca muy de cerca, y ha aprovechado el sugestivo binomio poesía-muerte para crear buenísimas canciones en torno al tema del suicidio y los poetas suicidas. He aquí diez estupendos ejemplos, homenajes a algunas de las figuras más destacadas de la literatura universal.

 

10- The girl who wanted to be God (MANIC STREET PREACHERS)

Sylvia Plath fue la chica que quería ser dios; un referente para la cultura popular literaria tan potente y fructífero que no podemos negar que casi lo consiguiera. Su suicidio en 1963 (ya sabéis, metiendo la cabeza en el horno), conmocionó a un mundo que desde entonces se rindió a los pies de su tumba por una obra que incluía poemas tan inmensos como “Lady Lazarus”, “The Colossus” o Daddy. La banda galesa, que siempre se ha diferenciado por hacer un uso profundo y continuado de referencias literarias a lo largo de su discografía, se inspira en las palabras extraídas del diario de la escritora para rendirla un enérgico tributo de brillante brit-pop, publicado en su aclamado Everything must go de 1996: The dawn is still breaking its heaven is so high/ She told the truth, told the truth and then she lied/ I am the girl that wanted to be God/ Hold me she said love me to death

 

2- Le rock de Nerval (SERGE GAINSBOURG)

Ouvre moi ta fenêtre/ Porte du paradis” (Abro la ventana/la puerta del cielo). A pesar de lo que podrían parecer las últimas líneas de la canción, Gérard de Nerval, autor de la frase je suis l`autre se suicidó ahorcándose en una calle de París. La obra de Gainsbourg siempre se ha paseado por una delgada línea entre la poesía y la música pop y como buen poeta del “rock francés”, los referentes patrios y en especial los malditos (Baudelaire, Prevert, Verlaine…), son especialidad de la casa. En el tema hace referencia a los viajes que el poeta inmortalizó en Viaje a Oriente (1851) Su célebre poemario Las quimeras (1854) ya auguraba un final que se precipita en estos versos: Y una noche de invierno, cansado de la vida, dejó escapar el alma de la carne podrida y se fue preguntando: ¿Para qué habré venido?

 

3-  Alfonsina y el mar (MERCERDES SOSA)

Alfonsina Estorni se arrojó al mar desde una escollera de la playa de La Perla en Mar del Plata. La exponente del modernismo argentino fue homenajeada por la cantante Mercedes Sosa en su álbum Mujeres argentinas (1969), con una lindísima canción que narra la escena. El último poema que escribió se tituló “Voy a dormir”: Déjame sola: oyes romper los brotes, / te acuna un pie celeste desde arriba/ y un pájaro te traza unos compases. El mar le descubrió el cáncer de mama que derivaría en enfermedad y depresiones, y el mar se la llevó: Te vas Alfonsina con tu soledad/ ¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar? Era un 25 de octubre de 1938.

 

4- George Trakl (KLAUS SCHULZE)

El pionero de la música electrónica y ex-miembro de Tangerine Dream, nos ofrece en su conceptual X (1978) siete “biografías musicales” entre las que se encuentra la del poeta expresionista austriaco George Trakl. La pieza que lleva el nombre de uno de los poetas más oscuros de la literatura universal es un paisaje orgánico del alma atormentada de quien, tocado por sus experiencias como oficial médico en la I Guerra Mundial, se suicidó con una sobredosis de cocaína en 1914. En su famoso último poema, “Grodek”, leemos: ¡Oh, el más soberbio luto! Ustedes altares de bronce, /la ardiente llama del espíritu se nutre hoy de un tremendo dolor, / aquellos nietos que no han nacido. El autor de Sebastian in traum está acompañado en el disco por figuras de la literatura como Nietzsche y otro poeta suicida, Heinrich von Kleist.

 

5-Mercy street (PETER GABRIEL)

El 4 de octubre de 1974 Anne Sexton encendía el motor de su coche y se suicidaba por intoxicación de monóxido en el garaje de su casa. El ex cantante de Genesis creó un bellísimo homenaje a la autora estadounidense -obsesionada siempre con la muerte-, incluyendo en su aclamado So (1986) un título tomado de la obra de esta, surgido de la lectura que Gabriel hizo de To bedlam and part way back (1960) y 45 Mercy Street (1969). La canción, de un tono intimista, evocador y triste, casa a la perfección con la poesía confesional de Sexton, haciendo referencias continuas a su vida-obra: Confessing all the secret things in the warm velvet box/ To the priest, he's the doctor/ He can handle the shocks. Recuerden: “Dios está en tu máquina de escribir”.    

 

6-Palabras para Julia (LOS SUAVES)

Nunca te entregues ni te apartes/ junto al camino, nunca digas/ "No puedo más, aquí me quedo"/ Que aquí me quedo. En Víspera de todos los santos (2000), la banda gallega plasma con su característico rock urbano la obra más conocida de José Agustín Goytisolo, un poema de arrojo y fortaleza vital dedicado a su hija. El poeta se precipitó por el balcón de su domicilio en Barcelona el mismo Día del padre de 1999, dictando así su última palabra y poniendo de relieve que aun en el filo del siglo XXI, la poesía y el suicidio seguían dados de la mano. Músicos como Paco Ibañez Y Joan Manuel Serrat ya habían llevado su poesía a la música con gran éxito, pero este tema constituye no solo un homenaje póstumo a la reciente muerte del poeta, sino un ejemplo de que el rock más guitarrero también apadrinaba su figura y sus versos para entrar en la nueva centuria: Entonces siempre acuérdate/ de lo que un día yo escribí/ pensando en ti/ como ahora pienso.

 

7- A sort of homecoming (U2)

La poesía es una especie de regreso al hogar” dijo Paul Celan, poeta rumano de origen judío y la voz en lengua alemana más valorada de la postguerra. Bono había estado leyendo intensamente al autor durante la gira de War el año anterior, intentando escribir una canción que sintetizara su religiosidad y sus anhelos de paz y unión mundial (Tonight we'll build a bridge across the sea and land) de una manera menos penumbrosa y más positiva. La canción que abre Unforgettable fire (1984) es una joya de esperanza inspirada por un poeta que cierta madrugada de 1970 se arrojó al Sena para exorcizar los dolorosos recuerdos de aquel Holocausto tan presente en su obra: Con todos los pensamientos me fui/ fuera del mundo: allí estabas tú, / mi sosegada, mi abierta, y-/ nos recibiste/ ¿Quién/ dice que se nos murió todo/ cuando se nos quebraron los ojos? / Todo despertó, todo comenzó.

 

8- Como un poema enterado (ROXANA AMED)

Como un poema enterado/ del silencio de las cosas/ hablas para no verme rezaban los versos de Árbol de Diana (1962) escritos por Alejandra Pizarnik. Sus poemas son adaptados y musicalizados para la voz de la argentina Roxana Amed, quien lleva su palabra a un sugerente y sofisticado terreno jazz/folk teñido de un expresionismo musical apropiado para la autora de La extracción de la piedra de la locura (1968). Aprovechando un permiso del hospital psiquiátrico de Buenos Aires, la escritora acabaría con su vida por una ingesta de barbitúricos en septiembre de 1972, dejando en la capital una huella seguida igualmente por bandas rock del lugar como Naranjos ("Jaulas") o Fin del mundo ("La noche").    

 

9- Chatterton (MICK HARVEY)

Thomas Chatterton es el emblema de la muerte literaria adolescente, un apasionado joven que a los diecisiete años decidió suicidarse con arsénico ante la desesperación por un anhelo que no terminaba de cuajar: así se fundó el Romanticismo en Inglaterra. Su figura, como icono -gracias al cuadro del prerrafaelista Henry Wallis- es lo que aprovecha Serge Gainsbourg (de nuevo), más allá de los poetas patrios, para hacer un hueco en su repertorio a este verdadero influencer, insignia del sufrimiento teen. El fundador de los Bad Seeds, colaborador habitual de un Nick Cave también muy influido por el francés, lleva a cabo en esta relación de obsesión poética un cover de lo que es una lista de la compra de suicidas y locos a ritmo soul: Cleopatra, Isócrates, Goya… Chatterton suicidé/ Hannibal suicidé/ Démosthène suicidé/ Nietzsche fou à lier/ Quant à moi…

 

10-Mayakovsky (MANIC STREET PREACHERS)

El tema de cierre de su renovador duodécimo álbum, Futurology (2014), es otro homenaje, esta vez instrumental, al poeta de la Revolución bolchevique, dramaturgo, padre del futurismo ruso y autor de La bofetada al gusto del público. Descrito por la banda como "cyber spaghetti western que se transforma en locura a lo Robert Fripp - inspirada en las palabras y ángulos del hombre - el sonido de la saturación interna", la pieza casa a la perfección con el hombre que nos dejó versos como: “Salgo a la plaza/ me pongo en la cabeza/ la calle ardiente, como una peluca roja/ Los peatones me eluden con temor: en mi boca/ agita las piernas un grito a medio masticar”. Murió de un disparó en la sien el 14 de abril de 1930.


© David de Dorian, 2021



(Ilustración: autor desconocido)


No hay comentarios:

Publicar un comentario