miércoles, 17 de febrero de 2021

HISTORIA DE LOS AÑOS 80 A TRAVÉS DE 10 CANCIONES POP

 Hablemos de la historia de los años 80 en 10 canciones pop

 Los años 80 fueron una década de esperanza y de cambios, no solo en el terreno sociopolítico. Pero también fue una época de enfrentamiento y amenaza nuclear, catástrofes, guerras y reconversiones nefastas para la clase obrera.

Los grandes conciertos en estadios, la confluencia entre el rock del pasado y las nuevas tendencias (la new wave, los nuevos románticos, el techno-pop…), los grandes eventos musicales y, sobre todo, el videoclip, la convirtieron en una década icónica en el arte de la imagen. 

He aquí una selección de diez canciones que suma lo mejor de ambos terrenos -el sociopolítico y el artístico- y repasa la historia de los años 80, la mayoría coetáneas, como un veraz testimonio histórico, a través de algunos de los episodios más importantes y recordados de una época que, desde que comenzara a revalorizarse en los primeros 2000, no ha dejado de estar presente de una u otra forma.

No olvides pinchar en los links disponibles para disfrutar de las canciones y enlazar con otra información relacionada. 

 

1- Two tribes (FRANKIE GOES TO HOLLYWOOD)

El bloque capitalista y el comunista, las dos tribus, en permanente amenaza de guerra desde el comienzo de la Guerra Fría, pusieron a la población mundial pendientes de un hilo con la sombra de un posible Holocausto nuclear durante los primeros 80. El recrudecimiento de la política por Ronald Reagan ante una URSS en pleno proceso de descomposición que se negaba a amedrentarse militarmente culminó en una tensión palpable durante 1983 -con el plan de Defensa Estratégica (“Guerra de las Galaxias”) norteamericano- y 1984, año en el que la banda de Liverpool abría este magnífico single desde su célebre y polémico Welcome to the pleasuredome (“Relax”), narrando las instrucciones públicas de Protect and Survive sobre cómo sobrevivir a un ataque nuclear. ¿Vivimos en una tierra donde el sexo y el horror son los nuevos dioses? espetan entre referencias directas a Reagan, recrudecidas en un mítico videoclip en el que este y Chernenko se enfrentaban en un combate de lucha libre retransmitido. Una crítica feroz anunciada por una sirena antiaérea e inspirada por Mad Max: When two tribes go to war/ a point is all you can score

 

2- Shipbuilding (ELVIS COSTELLO)

La Guerra de las Malvinas (1982) le valió a Margaret Thatcher para despistar a la opinión pública de una economía asfixiada y una clase trabajadora vapuleada. Fervor patriótico y la idea de que la guerra devolvería el trabajo a las áreas deprimidas, pero ¿a costa de qué? Elvis Costello condensa la naturaleza social de una guerra, la de las Islas Falklands, de forma magistral, en la letra de esta obra maestra que, además, se acompaña providencialmente por la taciturna trompeta de Chet Baker. La canción, interpretada antes por Robert Wyatt, fue escrita antes del hundimiento del Belgrano y se incluyó en el álbum Punch de clock (1983) de un Costello que advertía: ¿Merece la pena un abrigo de invierno y zapatos nuevos para la mujer y una bicicleta en el cumpleaños de los muchachos?, bajo la perspectiva de un trabajador de los astilleros, cuyo hijo era enviado a la guerra para morir en uno de los barcos construidos por su propio padre:  Diving for dear life/ When we could be diving for pearls. El cantante llegaría a declarar: “solo ese crimen verá a Thatcher en el infierno"

 

3- Do they know it`s Christmas? (BAND AID)

Este famosísimo nº1 fue lanzado en las navidades de 1984 con el fin de recaudar fondos para la hambruna en Etiopía. Los cantantes Bob Geldof y Midge Ure fueron los artífices de un exitoso proyecto en el que también participaron músicos de la talla de Sting, David Bowie, Bono, Paul McCartney, George Michael, Paul Weller, Phil Collins y miembros de Ultravox, Duran Duran, Spandau Ballet, Status Quo o Kool & the Gang. Y todos ellos, la florinata de la música pop de los 80, nos pedían que pensáramos, durante ese humanísimo periodo, en el hambre que sufren millones de seres humanos en África, los cuales ni siquiera sabían que era Navidad…Tal cual. A pesar de un comienzo alentador, la canción tiene sus líneas crudas sobre la situación en el continente y una frase para la posteridad: Well tonight thank God it's them instead of you. El single fue el más vendido de la historia de Reino Unido y recaudó ocho millones de libras, gracias también a un videoclip coral con las estrellas felizmente agrupadas y entregadas a la causa: 1,2 millones de muertos, millones de desplazados y de refugiados, y miles de niños huérfanos por culpa del hambre, la sequía y las guerrillas. Junto a We are the world (su homólogo americano) fue el himno del concierto más memorable de la década del rock de estadio, el Live Aid, celebrado en julio de 1985, aunque Morrissey tildó el proyecto de “diabólico”: "Fue la plataforma más moralista de la historia de la música popular"  

 

4- Sign o´the times (PRINCE)

Prince aborda en este hit de 1986 con su clásico sonido funky/rhytm´n´blues varios de los problemas sociopolíticos más candentes de la década de los 80: holocausto nuclear, abuso de drogas, desastres naturales y espaciales, pobreza…Otros temas tratados ocupan en la memoria colectiva un signo de la época; es el caso de la gran pandemia de los 80, llamada SIDA y la violencia de bandas callejeras como un icono de la subcultura pop. Así, las primeras líneas de la canción se lanzan sin tregua a esbozar el tema del VIH, llamada por la prensa del momento “la peste rosa” desde que comenzara a aparecer públicamente en 1981: en Francia un hombre delgado/murió de una gran enfermedad con un pequeño nombre/ por casualidad su novia encontró una jeringuilla/ pronto morirá de lo mismo. La violencia de la época se condensó en la imaginería popular en las escenas de bandas callejeras, que fraguaron en el cine una productiva lista de títulos míticos como La ley de la calle, Calles de fuego, Curso 1984, Suburbia, Rebeldes o, en España, todo el cine quinqui de producción nacional.

 

5- Cuervo ingenuo (JAVIER KRAHE)

Felipe González nunca le perdonó a Javier Krahe esta osadía. ¿Cuál? La de hacerle una crítica mordaz a su persona y a la ambigua ideología política del PSOE, que tras slogans como “OTAN de entrada No”, mantuvo a España -que ingresó el 30 de mayo de 1982- en la Alianza Atlántica tras el referéndum de 1986: Tú decir que si te votan/ tú sacarnos de la OTAN. La canción estaba originalmente dedicada al presidente Leopoldo Calvo-Sotelo (1981-1982) y tiene el honroso privilegio de ser la canción española que destapó, sufriéndola, la censura que seguía existiendo tras cuarenta años de dictadura franquista. Su letra no tiene desperdicio alguno, y su significado, con partidismos y más allá de ellos, sigue en la actualidad más vigente y vivo que nunca: Tu no tener nada claro/ como acabar con el paro (…) ¿Es socialista, es obrero/ o es español solamente? Cuervo ingenuo le supuso a Krahe un intenso boicot por parte de las instituciones regidas por el partido socialista, que se negaron a contratarlo en sus dominios y rompieron los contratos cerrados para todos sus conciertos. “Lo que sí sé es que tenía razón en que Felipe González era un embustero y que hablaba con lengua de serpiente".  

 

6- Absolutely (RA RA RIOT)

El accidente del trasbordador espacial Challenger fue considerado como el desastre más grave en la conquista del espacio. El 28 de enero de 1986, a los 73 segundos de vuelo, la nave, que pretendía poner en órbita dos importantes satélites de comunicaciones, comenzó a desintegrarse con sus siete tripulantes a bordo. La catástrofe provocó una crisis en la NASA (Comisión Rogers), tras el correspondiente reguero de ceremonias fúnebres y funerales de estado con Ronald Reagan a la cabeza. Un suceso cuyo impactante recuerdo de infancia aborda la banda estadounidense de indy-rock, que en su álbum Need your light (2016) desentraña el impulso aventurero que le hace al ser humano armarse con el arrojo o la locura para adentrarse en misiones tan astralmente arriesgadas. “Es solo la idea de lanzarse al espacio lo que parece un poco loco, y el hecho de que podría ser un desastre no impide que la gente lo intente de todos modos”, declararía uno de sus miembros. I rode my silver bullet up/ to the edge of the sun where I dropped the gun/ I've got the gold fever to hear the rockets sound/ One last chance to leave the ground  

 

7- Red alert (SAXON)

Pero el desastre más famoso e impactante que quedaría en la memoria por generaciones fue el de Chernóbil. El 26 de abril de 1986, la banda de heavy-metal británica estaba de gira por Hungria (país englobado en el Pacto de Varsovia), y allí tuvo noticia la explosión del reactor en la planta nuclear (We were on the Russian border/ when the news began to break). La canción, llevada a golpe de potentes riffs, está escrita a modo de crónica periodística, informando y alertando al oyente del peligro que se cierne por la radioactividad y la nube tóxica que comenzó a extenderse por una amplia área que llegaría a registrarse incluso en Francia: But the deadly cloud was high above/ taken by the wind/ spreading like a plague across the land/ a threat you couldn't see/ nothing you could feel/ Something evil floating in the air/ look towards the East. Echamos en falta, tratándose de una estancia en suelo comunista, referencias a la manipulación informativa que la Unión Soviética, a instancias de la cúpula militar, llevó a cabo para ocultar la magnitud del incidente en una época, bajo el gobierno de Gorbachov, que comenzaba a aplicar las radicales reformas de la Perestroika

 

8- Mandela day (SIMPLE MINDS)

Mil millones de personas, en más de 50 países, presenciaron ayer el concierto homenaje que músicos de todo el mundo rindieron en el estadio de Wembley al líder negro surafricano Nelson Mandela, quien, a punto de cumplir 70 años, lleva casi 26 encarcelado por luchar contra el régimen racista de Pretoria”. Así presentaba la noticia el diario El País en su edición del 12 de junio de 1988, tras otro de los memorables eventos solidarios de rock de estadio de la década, con Peter Gabriel, Sting, Tracy Chapman, Dire Strait, Eric Clapton o Eurythmics…esta vez para dar voz al movimiento contra la segregación racial. La banda escocesa, liderada por un activista Jim Kerr, presentaba para la ocasión este tema homenaje al líder sudafricano antiapartheid, que pocos años después se investiría como orgulloso presidente de la República. El sentido tema denunciaba el cautiverio del abogado pintando horizontes de esperanza y consiguió ser nº1 en Reino Unido un año antes de la liberación de este: It was 25 years they take that man away/ Now the freedom moves in closer every day.  

 

9- China (JOAN BAEZ)

Las protestas estudiantiles en la Plaza de Tiananmén dieron pie a una masacre entre el 3 y 4 de junio de 1989 que puso de relieve en el panorama internacional la represiva política del país comunista. Tras la manifestación, arrestos y purgas se sucedieron, y la prensa extranjera fue expulsada del país para intentar así controlar la información. Se habla de una matanza de 10.000 muertos. La cantautora Joan Baez, impresionada por las imágenes, evoca en este tema incluido en Speaking of dreams, del mismo año, un lamento -por los caídos en su lucha pacífica- más que una protesta, facturando una canción política testimonial sobre los hechos que "sin violencia y a un precio enorme, han cambiado la faz de China para siempre". Un hecho, aún hoy tabú en el gigante asiático, que supuso una brecha generacional y una obligada apertura hacia occidente. En la retina popular queda la famosa imagen del llamado Rebelde desconocido, del que nada más se supo, enfrentándose a una columna de tanques del ejército. In the month of June, in the darkness of the moon/ went the descendants of a hundred flowers/ and time may never tell how many of them fell/ like the petals of a rose in some satanic shower/ Everyone was weeping in all of China/ and Tiananmen Square.

 

10- Wind of change (SCORPIONS)

La Savage Amusement Tour 88/89 llevó a la banda alemana a territorio soviético, siendo una de las primeras de hard-rock en actuar al otro lado del Telón de Acero. Fue durante sus actuaciones en Leningrado y el Festival de Música por la Paz de Moscú ante una multitud entregada, cuando surgió la inspiración para el tema: “Todos estaban allí: el Ejército Rojo, los periodistas, los músicos de Alemania, de Estados Unidos, de Rusia, todo el mundo en un solo barco. Fue como una visión; todos estaban hablando el mismo idioma”. Lo que era una canción sobre el colapso de la URSS se convirtió en un símbolo de los tiempos al caer, el 9 de noviembre de 1989, el Muro de Berlín, dando pie a la Reunificación alemana un año después, cuando la banda publicó Crazy world con este tema convirtiéndose en un himno. El éxito fue tal en la URSS que decidieron grabar una versión el ruso: “Ветер Перемен”, e incluso el propio Gorbachov les reservó una sonada audiencia. Estableciendo tal vez una sustancial diferencia con algunos de sus coetáneos,el cantante Klaus Meine declaró: "No éramos solo una banda que cantaba sobre estas cosas; éramos parte de estas cosas". Walking down the Street/ distant memories/ are buried in the past, forever…llegaban los 90 con una melodía silbada. 


© David de Dorian, 2021



(Ilustración: Back to the future by Chungkong art)




No hay comentarios:

Publicar un comentario