lunes, 18 de enero de 2021

BAUDELAIRE A TRAVÉS DE 10 CANCIONES POP

Hablemos de 10 canciones pop inspiradas por el poeta maldito Charles Baudelaire...

¡La música frecuentemente me coge como un mar!” Si hay un poeta que ha influido decisivamente en la visión del rock y la creación de clichés en la música pop ese ha sido sin lugar a dudas Charles Baudelaire. El tan conocido Malditismo en la historia del rock traza una línea directa hasta nuestros días que parte del poeta francés, autor de libros de cabecera como Las flores del mal o El spleen de París. Poeta, escritor, crítico de arte y cronista de la vida moderna, Baudelaire dejó y sigue dejando su bohemia sombra en músicos, cantantes, bandas y excelentes canciones como estas diez que presentamos, inspiradas tanto por su obra como por su imagen de “maldito original”. 

                                   

1- Baudelaire (SERGE GAINSBOURG)

No podíamos sino comenzar con uno de los clásicos de Rock´n´blog Suicide y el homenaje que este genial compositor compatriota hizo de uno de los poemas más celebrados de Les fleurs du mal (1957) (Las flores del mal). Gainsbourg adapta “Le serpent qui danse” (“La serpiente que danza”) al completo, encajándolo a ritmo de bossa-jazz, sofisticado estilo cultivado por el músico-con-alma-de-poeta -que muy bien aprendió del escritor aquello de ofender a la “moralidad pública”- en sus primeros trabajos. Extraído de su 4ª álbum (1960), este tema engalana cada verso con una sofisticación, una exuberancia y un exotismo que les viene muy a medida. El amor carnal y la pasión se abren paso en este canto homenaje al poeta -en la tradición de la chanson-, terminando con esos arrebatadores e inolvidables versos:  

Je crois boire un vin de bohême,
Amer et vainqueur,
Un ciel liquide qui parsème
d’étoiles mon cœur!

:::::::::::::::::::::::::::::

Pienso en que bebo un vino bohemio
¡amar y vencer!
¡Un líquido cielo me siembra
de estrellas el ser!  

 

2- How beautiful you are (THE CURE)

Al parecer Robert Smith quedó sumamente impactado por el poema “Les yeux des pauvres” (“Los ojos de los pobres”), uno de los fabulosos textos en prosa de Le spleen de París (1869), lectura que hizo de la traducción clásica al inglés de Baudelaire -aparecida en 1936- y que adaptó casi de manera literal para una de las joyas que pueblan el magnífico álbum doble Kiss me, kiss me, kiss me (1987). En el poema-canción, el enamorado hace una descripción física de la mujer, objeto de su fascinación y su intenso sentimiento estético: The father's eyes said "Beautiful!/ How beautiful you are!"/ The boy's eyes said/ "How beautiful!/ She shimmers like a star!"/ The child's eyes uttered nothing/ But a mute and utter joy/ And filled my heart with shame for us/ At the way we are. La temática melancólica y romántica le viene como anillo al dedo a la banda británica, que llevó a Baudelaire de la mano a los años 80 del siglo XX y lo introdujo de pleno en el rock gótico y la músicas pop.

 

3- Baudelaire (BAUSTELLE)

Esta banda indie-rock procedente de Siena utilizó en su álbum Amen (2008) al poeta francés en toda su extensión para una especie de oda a la resistencia ante la oscuridad de la vida y sus avatares. Su letra exhibe, cual sombrías metáforas, una curiosa galería de suicidas históricos y artistas malditos; algunos patrios, como el pintor Caravaggio, Passolini, o el cantautor Luigi Tenco, que se suicidó por amor: “Saffo s’è ammazzata per noi/ Socrate suicida per noi/ Vivere per sempre/ Ci vuole coraggio/ Datti al giardinaggio dei fiori del male// È necessario vivere/ Bisogna scrivere/ All’infinito tendere/ Ricordati Baudelaire” (“Safo se suicidó por nosotros/ Sócrates es suicida por nosotros/ Para vivir eternamente / se necesita coraje/Métete en el jardín de las flores del mal/ Es necesario vivir/ es necesario escribir/ para luchar infinitamente/ Recuerda a Baudelaire”)

 

4- Las flores del mal (BARON ROJO)

Hay que arrancar las flores del mal” decía el estribillo de la mítica banda madrileña de heavy-metal, género que tampoco le ha sido extraño a la obra del poeta. De nuevo su título más conocido, único guiño de la banda al bardo, del que se sirve, sin embargo, para acompañar un lamento épico de tinte social a golpe de salvajes guitarrazos de quienes grabaron su segundo álbum, Volumen brutal (1982)-de amplio reconocimiento internacional y también en inglés-, en los estudios del Deep Purple Ian Gillan. “Ojo por ojo, diente por diente/ es ley fundamental/ Y así sin duda nos llevarán/ al juicio universal/ ¿qué genios locos van a impedir que este siglo llegue a su fin? / ¿Por qué germinan en cualquier lugar, sin un control/ las flores del mal?”. Un ejemplo perfecto de las huellas del escritor simbolista representando al rock en español.

 

5- Tangled up in blue (BOB DYLAN)

Ríos de tinta han corrido para adjudicar a la Generación beat las influencias poéticas de Mr. Robert Zimmerman. Pero lo cierto es que el flamante Nobel de Literatura siempre ha sentido una especial predilección por los poetas simbolistas (también Rimbaud) y por la pintura francesa del siglo XIX (Delacroix) Una buena muestra de ello, además de los conocidos versos de “Mr.Tambourine man”, tomados del poema “Cualquier lugar fuera del mundo” -y venerado por el protagonista de la novela A contrapelo de Huysmans- es el soberbio fragmento de una de sus mejores canciones, la que abriendo Blood on the tracks (1975)versa: Then she opened up a book of poems/ and she started quotin’ it to me/ It was written by Charles Baudelaire/ or some Italian poet from the thirteenth century/ And every one of them words rang true/ and glowed like burnin’ coal. Dylan hace aquí referencia a otro de los poemas de Las flores del mal, “The balcony”: (trad.) 

The evening lighted by the glow of the coals
The evening on the balcony, veiled in rose mist
How soft your breast was to me, how kind your heart
We often said imperishable things
The evenings lighted by the glow of the coals

 

6- Baudelaire (PETER LAUGHNER)

El sueño, el vino, los gatos, los amantes, los vagabundos…todo ello ingredientes indisociables de la obra del poeta con el que este extraordinario y fugaz cantautor rock se identifica en esta escena en la que se abandona a los misterios de la noche, el alcohol y la belleza; y que parece emerger directamente de uno de los poemas del francés. Surgido a mitad de los 70 de la escena alternativa de Cleveland, Laughner merece ser considerado como uno de los poetas malditos del rock, no solo porque muriese a los 24 años debido a complicaciones derivadas de su adicción a las drogas y al alcohol, su ensombrecido nombre o sus parcas grabaciones, sino por el calibre de joyas como esta, cuya letra ya es en sí, un maravilloso y exquisito poema que bien hubiese aprobado su referente directo: Here comes the night/ to fill my glass just one more time/ While all the lovely ladies, they get up and they adjourn to the show/And my head is so anointed with the blood and the wine/ that I almost seem to know/ of all the secrets that are on the holy Street/ where the vagrants they come down and go/ and of the secrets in the eyes of cats and other vagrant lovers/ where the cruel waters flow… feeling such a lot like Baudelaire

 

7- Little boy (ULVER)

Esta fascinante banda noruega toma prestado tanto el título como el concepto del famoso poemario del francés para conformar un álbum que, con reflejos de la historia contemporánea y más reciente, gira en torno a la descomposición del mundo moderno.  Flowers of evil (2020), es un disco de factura impecable, con un sonido electro pop muy cercano al synthwave.  Ocho oscuras flores electrónicas como Little boy, tema central del álbum, reflexión sobre la tragedia del bombardeo atómico de Hiroshima. Pequeños y grandes apocalipsis de la era moderna en la que Baudelaire y su obra conforman un simbólico y perfecto referente, brillante y oscuro.   

Flowers of evil
they spread
twist and turn
in the killing fields

 

8 – Baudelaire (AND YOU WILL KNOW US BY THE TRAIL OF DEAD)

El pecado en un mundo de dolor, de corazones rotos, de vergüenza, de lujuria, de pasión, de crimen, de corrupción; el mal siempre acechando al hombre, la lucha entre la oscuridad y la luz. Tintes épicos en esta intensa pieza de la banda tejana de art-rock extraída de su tercer y mejor considerado álbum, Source tags & codes (2002). "Baudelaire" (de nuevo otro original título) es una canción cruda, directa, de riff maniaco, ritmo contundente e incluso un atractivo aire sensual: The only crime in this violent place with lies two faced/ where loves disgraceful/ crimes committed with sharpened knives/ and wasted lives /of those who are forced to shove/ and murder the peace Dove/ there is no higher calling from above/ You'll never see the light/ quell this appetite/ Never see the light/ when the boredom comes/ when you're one of the boring ones.

 

9- The vampire (SUSANNA)  

Otro trabajo reciente desde tierras noruegas, influido igualmente por completo por la poesía del escritor galo y su poemario principal. Baudelaire & piano (2020), nos presenta otro moderno homenaje, adaptación de algunos de los poemas más memorables de Las flores del mal a un formato intimista y austero, despojado de toda sugerida exuberancia, a cargo de un piano que reviste los versos de “Le vampire” con una expresividad tan evocadora como sugestiva, dotando a las letras de una emoción desnuda y rica. Otros poemas como “Obsesión”, “El enemigo” o “La serpiente que danza” completan un trabajo agradable pero profundo y sensual, donde la palabra respira por encima de todo resonando en cada escucha:

But alas, both the sword and the poison
Gave answer and said with disdain:
“Base slave, you are deeply unworthy
That we ever should shatter your chain;
 
You fool, if our efforts could grant you
The freedom from her that you crave,
Your kisses would soon give new life to
The corpse of your vampire-love!”

:::::::::::::::::::::::::::::::::::::::::

¡Ah! El veneno y la espada
Me han desdeñado y me han dicho:
"Tú no eres digno de que te arranquen
De tu esclavitud maldita
 
¡Imbécil! — de su imperio
si nuestros esfuerzos te libraran
tus besos resucitarían
el cadáver de tu vampiro!"

 

10- Le chat (LEO FERRÉ)

Leo Ferré chante Baudelaire (1967), segundo trabajo dedicado al poeta patrio, y publicado para conmemorar el centenario de su muerte, encumbra al también poeta y músico como uno los grandes divulgadores de la poesía francesa, homenajeando en su carrera a Verlaine, Rimbaud y Aragon en otros excelentes discos, clásicos de la chanson. Les fleurs du mal (1957), su antecesor, fue el primer álbum de la historia dedicado íntegramente a un poeta muerto, que en boca de Ferré nunca queda exento de intención poética y también política. "Le Chat" (El gato), un canto de alabanza a las criaturas felinas, que fueron "creadas por dios para que el hombre pudiera acariciar al león", es el tema elegido para concluir esta lista dedicada a la obra y la figura del primer poeta moderno, que tantas buhardillas ha iluminado con música y palabras como estas:                   

 No he de encontrar arco que muerda
mi corazón noble instrumento,
ni que con mayor sentimiento
haga cantar su vibrante cuerda

que tu voz, gato misterioso,
gato seráfico y extraño.
Como un ángel ¡oh mi ángel huraño!
eres sutil cuanto armonioso.



© David de Dorian, 2021 


                                 (Ilustración: Baudelaire by Emmanuel Gill)

No hay comentarios:

Publicar un comentario