jueves, 13 de marzo de 2014

HISTORIA DEL REINO UNIDO A TRAVÉS DE 10 CANCIONES POP

Hablemos de la historia del Reino Unido a través de 10 canciones pop...

La historia de la Gran Bretaña moderna no solo ha dado mucho juego en el mundo del cine, sino también en el de la música pop, facturando grandes canciones basadas en hechos y episodios históricos importantes o figuras insignes de la política, la realeza o los sucesos populares. La música pop británica ha actuado en ocasiones a modo de crónica para recordar algunas de las páginas más significativas de la historia reciente o lejana del Reino Unido, la mayoría de las veces con un tono mordaz, ácido o, en el mejor de los casos, crítico, pero siempre un gran aporte con resultados altamente disfrutables. Hoy recopilamos de manera sucinta algunos ejemplos apreciables de la visión de estos creadores sobre la propia historia.

1- WORLD IN MOTION (NEW ORDER)
¿Una canción sobre el éxtasis del fútbol? La historia de Inglaterra no puede pasar sin algo del deporte patrio, inventado por ellos. Cuando encargaron a New Order para el mundial de ITALIA 90 una canción en apoyo a la selección británica, estos contestaron con un himno al ácido que tuvieron que cambiar por la letra hoy conocida. El momento álgido del tema, con el que consiguieron el nº1, fue la interpretación rap de John Barnes, jugador de la selección, que junto a sus compañeros Paul Gascoigne y Gary Lineker, con la banda, promocionaron un gracioso videoclip. Se ve que el tema no les infundió más poder que para quedarse en el 4º puesto, pero los ex- Joy Division y los jugadores dejaron esta pieza para la historia, aunque el fútbol como temática no era lo suyo: “Defend and attack/ there's only one way to beat them/ get round the back/ catch me if you can/ cos' I'm the England man

Margaret Thatcher emprendió durante los 80 una cruzada patológica contra las clases obreras y los trabajadores de Gran Bretaña, sobre todo los mineros, además de embarcar al país en la guerra de Las Malvinas. El ex vocalista de Smiths, siempre combativo ante sus políticas y su arrogancia, tuvo que responder ante los servicios secretos, que lo interrogó al lanzar esta explicita canción en la que no se muerde la lengua: “La buena gente tiene un sueño maravilloso ¿Cuándo morirás? Por favor muere. No albergues este sueño, hazlo real”. Solo que no había tanta buena gente en el país y la Dama de Hierro renovó tres veces su mandato. Morrissey, asqueado, declaró: “La pena del atentado del IRA en Brighton es que Thatcher salió ilesa”. Así de claro.

3- BELFAST CHILD (SIMPLE MINDS)
La canción fue inspirada por la llamada Masacre del Remembrance Day, acaecida en Irlanda del Norte en 1987. Durante esta jornada de recuerdo a los caídos en las dos guerras mundiales, el IRA, que fue un problema para cualquier ministro británico hasta los 90, mató con una de sus bombas a una docena de personas. Lo injustificado del acto llevo a la desintegración de la banda, que una década después pidió perdón a través del presidente del Sinn Féin, Gerry Adams. La banda escocesa hace un precioso tema sobre el dolor y la locura de esa guerra utilizando un tradicional irlandés llamado "She Moved Through The Fair", y que Jim Kerr había conocido días antes de la masacre.

4- GHOST TOWN (THE SPECIALS)
Junto a “Guns in Brixton” de los Clash, el grupo ska-pop británico retrató fielmente en 1981 con “Ciudad fantasma” el ambiente de decadencia y desarraigo social, desempleo y violencia urbana a través de los disturbios y las huelgas de los trabajadores en diversas ciudades inglesas, provocadas por las políticas conservadoras y de desmantelamiento del bienestar emprendidas por Thatcher ya durante su primer mandato. Puede que la letra les suene: “This town, is coming like a ghost town/ all the clubs have been closed down (…)/ Government leaving the youth on the shelf/ This place, is coming like a ghost town/ No job to be found in this country” Y es que la historia, a través también de las canciones, nos enseñan que siempre ha sido lo mismo para los mismos de siempre.

5- GIVE IRELAND BACK TO THE IRISH (PAUL MC CARTNEY AND WINGS)
En enero de 1972 las tropas británicas mataron a tiros a 26 civiles irlandeses en una manifestación por los derechos civiles en las calles de Derry, lo que fue llamado Domingo sangriento. Un mes después, el ex Beatle publicó como respuesta este flojito aunque valiente tema, que fue boicoteado y censurado por la BBC y otros medios británicos y presentado solo como tema de Wings en Inglaterra. Una década después, los irlandeses U2 crearon su gran himno contra la violencia en el conflicto del Ulster, basándose también en ese nefasto día bien recordado por la banda y retratando los hechos: “Broken bottles under children's feet/ bodies strewn across the dead end street/ but I won't heed the battle call/ It puts my back up/ uts my back up against the wall”, cuando Bono aún no hacía la corte a los poderosos.

6- LONDON PRIDE (NOEL COWARD)               
Coward compuso esta canción a raíz de uno de los furibundos ataques aéreos nazis de 1941 sobre la capital británica, en los que la población civil solía refugiarse en el metro, apiñándose en los andenes. El dramaturgo y compositor, que además fue espía durante el conflicto, atestiguó algunas de esas escenas tan repetidas en Londres durante la II Guerra Mundial y utilizando la melodía original en la que se basó “Deutschland Uber Alles" (el himno alemán), haciéndola volver a su patria chica, creó este homenaje a la inquebrantable ciudadanía capitalina: “Every Blitz/ your resistance toughening/ from the Ritz/ to the Anchor and Crown/ nothing ever could override/ the pride of London Town”.

7- VICTORIA (THE KINKS)
Con su característico estilo sarcástico y corrosivo, Ray Davies retrató muchas de las particularidades de la etapa victoriana, que abarcó todo el siglo XIX, en esta genial canción. El tema comienza con los aspectos morales más recatados y reprimidos, pues bajo el mandato de la reina Victoria “sex was bad and obscene/ and the rich were so mean”, y termina haciendo ácido honor al imperialismo británico. Pero lo más significativo del tema es el tratamiento de esa adulación y patriotismo enfermizo de las clases obreras a una figura que aún hoy mantiene un estatus de idolatría importante en el país: “I was born, lucky me/ in a land that I love/ though I am poor, I am free/ When I grow I shall fight/ for this land I shall die”. Grandísima.

8- JACK THE RIPPER (SCREAMING SUTCH)
El asesino en serie más famoso de la historia de Inglaterra tiene varias canciones inspiradas en su figura y sus atroces crímenes, y aún hoy pululan por Londres y la zona de Whitechapel innumerables leyendas en torno al maniaco nunca descubierto. El halo de misterio que impregna la figura de “Jack el destripador” se inscribe en esa tradición popular y literaria de la época victoriana y especialmente de las últimas décadas del siglo XIX, siempre asociada a la capital inglesa, que produjo personajes tan diabólicos como el barbero Sweeney Todd, Mr. Hyde o Dorian Gray.  

9- TRAFALGAR (THE DIVINE COMEDY)
Aunque se trata de una exquisita parodia, este tema compuesto a base de las características musicales más notables de los himnos de Eurovisión para ofrecer la canción perfecta al festival, nos habla metafóricamente de la famosa batalla naval de Trafalgar (“Through the mist of a Celtic morning/ your battleship came into view”), en la que la armada real inglesa se enfrentó a las galeras francesas de Napoleón frente a las costas de Cádiz, encumbrando a Nelson como el almirante vencedor, que hoy descasa altanero y entre mierda de paloma en la famosa plaza del centro de Londres: “I'm like Nelson at the Battle of Trafalgar

10- I´M HENRY VIII, I AM (HERMAN´S HERMITS)
Aludiendo a su historia más conocida (“I got married to the widow next door/ She's been married seven times before”), la de sus sucesivas mujeres, habiendo llegado a contraer 6 matrimonios con distintos finales para cada uno, incluyendo cabezas cortadas en la Torre de Londres (Ana Bolena), los Ermitaños de Herman llevan al pop esta canción del music-hall más cockney de principios de siglo, utilizando solamente su estribillo para retratar a una de las figuras más conocidas de la historia del país fuera de sus fronteras, quien reinó con mano firme en el siglo XVI, rompiendo con la Iglesia Católica, promulgando las primeras leyes contra la sodomía y dando paso a eternas leyendas sobre la crueldad con sus mujeres, a las que Rick Wakeman, teclista de Yes, hace homenaje, ya en los 70, en un disco dedicado a éstas. 

© David de Dorian, 2014

Ilustración Luke Bott

(Ilustración: Luke Bott)



No hay comentarios:

Publicar un comentario