domingo, 9 de marzo de 2014

10 MUJERES A LAS QUE ESCUCHAR ETERNAMENTE

Hablemos de canciones con nombre de mujer, 10 mujeres a las que escuchar eternamente...

Infinidad de preciosas mujeres convertidas en canciones que deberíamos escuchar al menos una vez en la vida. ¿Una vez?, quería decir escucharlas por toda la eternidad. Y así será, pues estas mujeres son eternas. Existen infinidad de temas con nombre de mujer, para todos los gustos, para todas las situaciones, y siempre encontrarás la tuya, llena de belleza, de fuerza, de alegría, de nostalgia, de dulzura, de simpatía, de rebeldía o de esperanza, pero siempre mujer, siempre inspiradora, ays. He aquí una selección de algunas de esas hermosas joyas.

1- PENÉLOPE (JOAN MANUEL SERRAT)
Si hay una mujer española que sea el arquetipo de la melancolía y la fidelidad esa es Penélope. La canción de Serrat alcanza una belleza evocadora inmensa, no solo por su innegable maestría en los aspectos propiamente musicales o por esa letra tan lograda, sino que la metáfora con la mujer de Ulises y el símil literario (“tristes a fuerza de esperar/ sus ojos, parecen brillar/ si un tren silba a lo lejos”) convierten la pieza en una preciosa transposición moderna del personaje femenino de la Odisea, con la salvedad de ese final triste. Maestro.

2- ELOISE (BARRY RYAN)
Esta chica tuvo un éxito enorme allá por 1968 en buena parte de Europa, especialmente en Alemania y también en España, donde ya en los 80 Tino Casal la encumbró de nuevo con su versión en castellano. Barry Ryan plasma con una magistral epicidad musical el ideal femenino, ese imposible, del que hablaba Gustavo Adolfo Bécquer en la rima XI: “My Eloise, i'd love to please her/ i'd love to care, but she's not there”, solo que con un final postmoderno en el que ambos son solo un fantasma inasible.

3- LILI MARLENE (MARLENE DIETRICH)
La famosa Lili Marlene fue creada en 1937 sobre un poema que un soldado alemán había compuesto en las trincheras de la I Guerra Mundial, y tuvo un éxito tan enorme durante la segunda, entre las tropas nazis, con la primera versión cantada por Lele Andersen, de tono más marcial, que ni el ministro Goebbles pudo prohibirla en las emisoras de los frentes a pesar de su visto en contra. Ya en 1945 Marlene Dietrich cantó la versión más popular y dulce, como una nana, que aquí se ofrece: “Y si me pasara algo/ ¿Quién se pondría bajo la farola/ contigo?, Lili Marleen”

4- SYLVIA (PULP)  
El único crimen que había cometido Sylvia era su belleza. Así nos presenta Jarvis Cocker a esta desgraciada chica, a la que recuerda dando ánimos a otra triste fémina que se merece algo mejor y no ese chico a quien no le importa sus problemas y solo la utiliza para vacilar con sus colegas. ¿Friendzone? No, es que Jarvis había sido así de cabrón con Sylvia antes, y ahora lo sufre y pide perdón a través de esta chica, ya tarde: “I guess I'm just the same as him/ I just didn't know it then/ I never understood you really/ and I know it's too late now/ You didn't ask to be that way/ oh, I'm sorry Sylvia

5- MICHELLE (BEATLES)
No podían faltar los Beatles. De entre todas sus mujeres, Michelle puede que sea su pieza más delicada y bella, con esas líneas en francés y ese ritmo evocativo, escrita por Mc Cartney para Rubber Soul (1965). Esta bella señorita fue compuesta a base de una parodia que comenzó a gestar Paul sobre algunas canciones francesas que le habían llamado la atención en una fiesta, y así fue: “I love you, I love you, I love you/ that's all I want to say”.

6- MATHILDE (JAQUES BREL)  
El genio belga de la chanson francesa, papa de nuestro Rafael patrio, vuelve a lucir, con su lírica honesta y basada en sus propias experiencias, una historia de amor con nombre de mujer, como hiciera con “Madeleine”, esta vez con una triste historia de regresos y lamentos, en los que el cantante siempre sale escaldado por activa o por pasiva. Y es que el bohemio y romántico Brel siempre vivió con pasión, y para ello no pueden faltar las mujeres como Mathilde que den un poco de marcha a nuestras vidas , ni las bellas canciones dedicadas a estas.   

7- MRS.ROBINSON (SIMON & GARFUNKEL)
“Mrs. Robinson, you're trying to seduce me. Aren't you?" Sí, lo estaba intentando seducir y lo consiguió. La historia de esta mujer, ya madurita y aburrida de su marido, que le tira los trastos al jovencito de turno, fue escrita por Paul Simon, que no cumplió componiendo tres canciones para la película El Graduado y solo mostró al director un tema que ya tenía escrito,“Mrs Roosevelt”, sobre la mujer del presidente estadounidense. Sólo hubo que cambiar el nombre: “It's a little secret just the Robinsons' affair”.

8- AMY (RYAN ADAMS)
¿Dejar ir a una chica de la que sigues enamorado sin saber por qué? Es una historia bien conocida. Amy es aquella mujer perdida a quien el bueno de Ryan Adams tiene que expresarle su nulidad para las relaciones y el amor que aún permanece a través de su música, con una hermosa canción de tintes beatleianos a base de una delicada guitarra acústica y una voz algo desamparada y resignada, en la que espanta sus lamentos y esa incapacidad de comunicación cara a cara con cada nota:  “Oh I love you Amy/ do you still love me?”

9- SUZANNE (LEONARD COHEN)
Suzanne es una de las mujeres más universales y delicadas de la música pop: “Y deseas viajar con ella/ y deseas viajar a ciegas/ y estás seguro de que ella sabrá encontrarte/ porque ha tocado su cuerpo perfecto/ con su mente” Este tremendo y tierno poema, escrito y musicalizado por el siempre mujeriego Leonard Cohen, nos acerca a una mujer de ensueño, que despierta imágenes y sensaciones de un lirismo casi plástico, como un bello lienzo, un éxtasis de contemplación en la figura femenina que solo evoca placidez y bendita somnolencia.

10- ANGIE (ROLLING STONES)
Y el fin del amor, porque siempre llega el fin del amor y la pérdida, inevitable en su tiovivo de emociones, aunque más llevaderas si es con Angie, una mujer que nos ha hecho sentir más de una vez perdidos en el desgarro de la despedida. Una de las canciones más bellas jamás escritas. Porque nadie dijo que el amor fuera fácil, pero puede crear joyas como esta, que nos deja como testamento una de las líneas más potentes y resignadas de ese tú-y-yo-contra-el-mundo anhelado: “Angie, Angie, they can't say we never tried” 

© David de Dorian, 2014

Ilustración de Tang Yau Hoong

(Ilustración: Tang Yau Hoong)

2 comentarios:

  1. Yo añadiría a Cass, la chica más guapa de la ciudad de Mas Birras:

    https://www.youtube.com/watch?v=oku-mWlNkRk

    ResponderEliminar