miércoles, 19 de marzo de 2014

10 CANCIONES POP PARA EL DÍA DEL PADRE

Hablemos de 10 estupendas canciones pop para el Día del padre... 

La figura simbólica del padre siempre ha aparecido en la cultura popular como un tótem supremo al que adorar o embestir, siendo la música pop un referente indicativo para mostrar las distintas visiones de las relaciones paterno filiales a través de varias décadas. El pop ha tenido su espacio para dedicarle a la figura paterna estupendas canciones, que revelan estas relaciones desde sus diferentes puntos de vista, a veces evocadoras, a veces turbulentas o inexistentes, entre padres e hijos. He aquí una selección de algunos de estos fabulosos temas dedicados a los padres.  

1- MY FATHER´S EYES (ERIC CLAPTON)
Cuentan que el bueno de Clapton escribió este tema inspirado por la contemplación de los ojos de su hijo, que murió trágicamente a los cuatro años. El músico nunca llegó a conocer a su propio padre, por lo que el tono de anhelo en su letra es bastante notable ("That's when I need them / That's when I need my father's eyes"), y es que, ¿quién no necesita en algún momento que su padre esté orgulloso de las creaciones de su hijo?

2- FATHER TO SON (QUEEN)
Bien es cierto que los padres son muy sufridos en ocasiones, pues son legión quienes intentan dar sabios consejos a su vástago y mayoría quienes no escuchan las aladas palabras de su progenitor. De padre a hijo está compuesta desde ese punto de vista paterno: "A word in your ear from father to son / Funny you don't hear a single word I say / But my letter to you will stay by your side"

3- A BOY NAMED SUE (JOHNNY CASH)
Cash cuenta la historia de un joven que busca vengar su honor y matar a su padre por haberle abandonado a los 3 años con un nombre de chica. Un buen día, encuentra a su padre en un bar de Tennessee y comienza la pelea ("My name is Sue! How do you do? Now you're gonna die!"), que finaliza cuando el padre le confiesa que su nombre se debe a un acto de amor, ya que su madre, una prostituta, no estaría ahí para él. Y llega la reconciliación, aunque sigue odiando su nombre.

4- PAPA DON´T PREACH (MADONNA)
¿A qué padre no le gustaría recibir la noticia de que su hija está embarazada en este día? Es lo que Madona le anuncia al suyo con este tema tan pegadizo del álbum True Blue, que fue número uno allá por 1986 y que se trataba, posiblemente, de una canción bastante menos transgresora por aquel entonces que en la actualidad: "What I need right now is some good advice"

5- MI VIEJO (PIERO)
El talentoso cantautor italoargentino compuso un verdadero monumento a su padre, a quien, al parecer, no le gustó nada esta canción de su hijo, cuya significativa letra fue escrita por el poeta José Tcherkaski, con un tono tierno y empático como pocos: “Es un buen tipo mi viejo/ que anda solo y esperando/ tiene la tristeza larga/ de tanto venir andando/ Yo lo miro desde lejos,/pero somos tan distintos;/ es que creció con el siglo,/ con tranvía y vino tinto

6- MY FATHER´S HOUSE (BRUCE SPRINGSTEEN)
"I imagined the hard things that pulled us apart / Will never again, sir, tear us from each other's hearts" Así de sincero y abierto se encontraba el Boss cuando compuso esta canción para su padre, encerrado una noche en algún motel cutre en el que escribió los temas para su depre-álbum Nebraska. Al parecer, el jefe tenía una relación difícil con su padre, algo que intenta arreglar abrazándole a través de su guitarra acústica en este sentido y delicado tema.

7- PAPA WAS A ROLLING STONE (THE TEMPTATIONS)
Este clásicazo de los 70 proveniente de la Motown pone de manifiesto que también hay padres algo descuidados, eso sí, muy funkys y con mucho soul: “I never got a chance to see him/ never heard nothin´ but bad things about him/ mama, i´m depending on you to tell me the tuth/ and mama just hung her head and said, son/ Papa was a rollin' stone /wherever he laid his head was his home / and when he died, all he left us was alone".

El protagonista de The Wall, Pink, retrata su trauma parental en esta oscura pieza del álbum, refiriéndose a la desaparición de su padre que, de alguna manera, está unida a la biografía de Roger Waters, cuyo progenitor murió en la II Guerra Mundial: “Daddy's flown across the ocean, leaving just a memory./ Snapshot in the family album, Daddy what else did you leave for me?/ Daddy, what'd'ja leave behind for me!/ All in all it was just a brick in the Wall

9- MY FATHER´S SHOES (LEVEL 42)
¿Qué hijo de obrerete no ha rechazado para él la vida de currante raso de su padre? Es lo que relata este contagioso tema, cuyo narrador abandona su exitosa vida laboral para disfrutar de las cosas que realmente importan y los placeres sencillos que su padre sí poseía, evocándolo a través de sus zapatos: “Even now I see him walking home at sundown/ He's whistling rock of ages with his lunchbox at his side/ I still recall the smell of smoke and ashes on his jacket/ And that factory dust was on his shoes the afternoon he died

10- DINNER AT EIGHT (RUFUS WAINWRIGHT)
Rufus nunca tuvo una relación cordial con su padre. Después de que durante una cena con éste (el insigne músico folk Loudon Wainwright III) en un restaurante, le amenazara con matarlo por haberle dicho algo que hirió su soberbio orgullo de artista, Rufus, dolido en el alma, compuso esta preciosísima pieza como venganza, llena de sinceridad, belleza y desgarro: “No matter how strong/ I'm gonna take you down/ With one little Stone/ I'm gonna break you down/ And see what you're worth/ What you're really worth to me

© David de Dorian, 2014

Ilustración minimalista de Add Goudappel

(Ilustración: Add Goudappel)





No hay comentarios:

Publicar un comentario