lunes, 20 de enero de 2014

JAMES DREAM: UN PERSONAJE EN BUSCA DE ILUSTRADOR

Poesía alternativa o cómo introducir a James Dream, el hijo esquizofrénico y rebelde de la locura de la realidad actual...

James Dream es un soñador químico. James Dream es un joven a la deriva. James Dream es un noctámbulo perpetuo, un Ulises de la noche. James Dream es un outsider, un loco, un alucinado, un ser saturnino, encerrado en un universo propio inundado de música para escapar de la realidad que lo rodea, para liberarse así de su encierro hospitalario en un pabellón psiqauiátrico. James Dream está hecho de cientos de canciones, vive en docenas de discos. James Dream es un maníaco y el único salvador de todos aquellos que viven al otro lado del espejo. James Dream es el mesías de los supuestos locos…y busca ilustrador para sus historias ultraquímicas.


Las aventuras ultraquímicas de James Dream

James Dream and the head on the door

Buscando el secreto del agua llegué solitario al desierto
y allí el cáncer del recuerdo muerde afilado infectando la sangre
la sangre que es la rosa de la unión misteriosa.
Huyendo de cíclopes tuertos y androides vacíos
en esta noche incierta en la que caigo en erupción de versos
Versubio escupiendo sus criptopensamientos, ceniza de mis huesos
vestirán mi estancia en el Château du Fool, donde el héroe se suicida
y nace el hombre y dos falos custodiando el agujero escocido del cielo
me recuerdan que todo es un ano, que asesiné a Polifemo y Robocop
y que la vida se celebra tirando de la cadena.   
 

James Dream and Marquee Moon

La luna del Marquee espejea en espirales de hipnosis química
como un perro entrecano que rabioso intenta morderse la cola
Así que tú eres la diosa “Fleur du Nuit”… (Ella amamanta)
de su carne orbitada por acordes arcanos satélite me proclamo
y deslizarse por el arbotante colándose en la Wicca. (Ella mama)
Deposito en tu vientre la Revolución Sideral del “Chevalier du Noir”
que al corazón de la música por caderas femeninas se asciende.
Y una canción relincha llegando de Troya y me sopla al oído
que “el dios de los hombres ha muerto y el amor se pudre”, amén…
Y el Espíritu Santo, rencoroso, le hace vudú a la luna del Marquee.


James Dream y el ultrasueño con Poe

Al filo de una lúgubre medianoche, mientras hechizado
al abrigo de un ciprés efervescente, graznaban las estrellas
mi mente saturnina nebulosamente cavilaba:  “Excalibur del arte
¿proclamaríanme rey si con mi mano te libero de esa piedra?
Pero cayeron ya los reinos cuando por la escalera de Jacob
solo asciende el espinazo del diablo sudando sangre
y me entrega la cartera ministerial para asuntos de la Locura
Así vivir es esprintar entre corazones pendientes de un hilo
que Spiderman escupe del culo, pero tengo un lugar en mi suela
para su crujido, y un cuervo afónico me dice “NUNCA MÁS”


James Dream and the Spiders from Mars

“Acércate, nenito oscuro, déjanos leer la palma de tu mano…”
 El sombrío petimetre al bichito respondía: “Pobre del gusano
que de mí muerda en la tumba, pues narcóticos venenos
oh, viudas marcianas,  en sus líneas más que en vuestras mamas”
Las putas del rock´n´roll del planeta de los simios le escupen
a un espíritu en su más alquímica desdicha su fermento
tentáculos de benzodiacepinas le hunden al fondo del espejo
Y huye el héroe a través de un Charco de Lágrimas gimiendo
a un viejo Dodo precubista “Do…Do..Doctor, que la luna
se ha puesto de parto”…y huye hacia la luz, hacia la luz…


 James Dream y el oráculo de Chernobyl

“¿Será por esta cuerda en la que me deslizo
por las nalgas de un demente que me llaman `el colgado´?”
Ondea el ojo fotográfico de un nipón en las alturas
y una deidad a lo Cheshire indica al extraviado su camino
“Desvelad el arcano de quienes a este Gólgota me clavan”
(Ombligos subterráneos centrifugan la criptorespuesta)
“Dios está en el fondo de un vaso de vodka
y el secreto de los hombres en un cubo de basura”
“Aunque yo...quisiera saber por qué lo llaman 
El Caracol de Springfield”…”  “¡¡¡ !!!” (…) “¬¬¬”


James Dream iluminado por Hugh Hefner

M aquí en el ártico de mi memoria estrellada
yendo a ninguna parte con la velocidad de un rayo
mientras la metrópolis duerme su sueño de papel higiénico
atravesado por una lombriz coprófaga en festín perenne.
Ahí va surcando el cielo como los cuatro del apocalipsis
cometas que no dejarán estela alguna, el “geniecillo” sin genio
cobrando alto interés por darle brillo a su lámpara, titeretitiretero 
 “¿Qué hay de nuevo, viejo?”, no iré a su jodida madriguera
Alicia tumbó el espejo y snifffffffff… se hizo chica Playboy
De nuevo en erupción el alma se escancia a sí misma
me han crecido alas de una reacción química…¡a volar!

© David de Dorian, 2014

Dead

(Ilustración: Patrik Svensson)

No hay comentarios:

Publicar un comentario